Los analistas creen que el diferencial de la deuda soberana fijará el potencial del Ibex

Como en los chistes, el mercado tiene una buena noticia para los inversores y una mala. La buena es que desde un punto de vista fundamental, es decir, si se tienen en cuenta exclusivamente los resultados de las compañías y su valoración actual comparada con su tasación histórica, la renta variable española ofrece potencial de subida en 2011. La mala noticia es que para que esta previsión alcista se plasme en las cotizaciones se tiene que cumplir una premisa: que las presiones sobre la deuda soberana española se relajen. Es decir, la evolución bursátil el próximo curso va a depender del mismo factor que ha condicionado su devenir en 2010 y que no es otro que el Gobierno cumpla con sus objetivos de reducción de déficit, que aplique nuevas reformas económicas y que el mercado interprete como suficientes esos cambios.

Los inversores en renta variable, por tanto, deberán tener un ojo puesto a las noticias corporativas y otro al diferencial entre el bono español y el bono alemán. De rebajarse la prima de riesgo, los expertos detectan un potencial de revalorización interesante en la Bolsa española aunque aconsejan no tener una estrategia demasiado local y sugieren ver oportunidades de inversión en otros mercados. EL PAÍS ha pedido a 12 casas de Bolsa una cartera modelo para 2011 y una estimación sobre el nivel en el que podría situarse el Ibex en diciembre del próximo año. Diez de las 12 entidades se han atrevido a dar un precio objetivo para el índice y la previsión media sitúa el Ibex en 12.420 puntos, un 25% por encima de su nivel actual.

Las apuestas de los analistas se concentran en compañías con un claro perfil multinacional, con un endeudamiento manejable, poco vinculadas al gasto público y buena rentabilidad por dividendo. En las carteras propuestas para 2011 la exposición al sector financiero sigue siendo muy limitada y centrada exclusivamente en los dos grandes bancos. La estrategia parece que no pasa por apostar por sectores concretos ya que el mercado está para una selección individual de valores. De acuerdo con los valores elegidos por los expertos, los inversores no deberían limitarse a buscar oportunidades en el Ibex y peinar también el segmento de valores de mediana y pequeña capitalización. Los valores que más aparecen en las carteras de los expertos para el próximo año son, por este orden, Telefónica, Repsol, Ferrovial, Iberdrola Renovables, Grifols, CAF, Banco Santander, Técnicas Reunidas y OHL.
Banco Sabadell: Esperando a la banca

La cartera de Banco Sabadell apuesta porque se mantenga el tirón de las economías emergentes, incluye a empresas con poca exposición a España y a la refinanciación de deuda o con exposición a la economía doméstica y con deuda pero que estén baratas, y se inclina por los valores de mayor tamaño. “Nuestra visión es positiva en un escenario de normalización de la crisis de deuda soberana y con el apoyo de emergentes. En general, preferimos Europa a España, pero creemos que el sector financiero está barato y tiene gran peso en el Ibex”, dice Nicolás Fernández, jefe de análisis.
Banesto Bolsa: La baza emergente

Banesto prevé que la Bolsa española suba en 2011. La entidad basa esta visión alcista en dos claves. En primer lugar, confían en el significativo sesgo hacia zonas emergentes que tienen los beneficios de las compañías españolas, “que hace compatible un bajo crecimiento económico en España con un sólido crecimiento de los resultados empresariales”, según José Luis Barrera, director de análisis de Banesto. En segundo lugar, confían en la mejora de la valoración del Ibex, “a medida que algunas de las incertidumbres que afectan al mercado actualmente se vayan disipando”.
Ahorro Corporación: El arte de diversificar

La prima de riesgo de la deuda española será la clave para los inversores en 2011, según Ahorro Corporación. Esta entidad cree que el diferencial podría descender hasta los 150 puntos básicos el próximo año, lo que daría potencial a la renta variable. Según los cálculos de sus analistas, por cada 50 puntos que repunta la prima, la Bolsa registra una caída del 4,6%. La recomendación de estos expertos es tener una cartera diversificada que combine valores del Ibex 35 y compañías de mediana y pequeña capitalización. Ahorro Corporación sitúa el objetivo del Ibex en 12.500 enteros.
GVC Gaesco: Recompensa con riesgo

La visión de GVC Gaesco sobre la renta variable es optimista. Destacan que los resultados del tercer trimestre de 2010 han vuelto a superar las previsiones, circunstancia que no ha tenido reflejo en las cotizaciones. “De todos modos, aunque la Bolsa pueda estar barata, es importante que el inversor debe ser capaz de aguantar los vaivenes del mercado; si no es capaz de sufrir esta volatilidad, es mejor que deje la renta variable a un lado”, advierte Xavier Cebrián, economista y gestor de esta firma. En GVC Gaesco aconsejan estar fuera de bancos e inmobiliarias y apostar por empresas diversificadas, con niveles de deuda aceptables, visibilidad de resultados y con buenas valoraciones.
Inverseguros: Perfil multinacional

Lejos de apostar por un mercado alcista, que en opinión de Alberto Roldán, jefe de análisis de Inverseguros, es lo que debería suceder si se relajaran las primas de riesgo, esta firma apuesta por una selección de compañías bajo tres criterios: que los activos sean de calidad, que sus beneficios operativos sean “visibles, entendibles y recurrentes”, y que los potenciales de subida de sus acciones sean elevados. “Otro factor que valoramos es que las empresas tengan una exposición baja o muy baja a España”. Inverseguros sigue sin sobreponderar a los bancos en su cartera, a pesar de que puedan parecer baratos, “porque el riesgo es muy alto”.
Inversis Banco: Pequeños con gancho

“Seguimos viendo la Bolsa española como un mercado menos interesante que otras plazas europeas. Sin embargo, la exposición exterior y algunos negocios que han ido madurando a lo largo del año permitirán que en 2011 el comportamiento de la Bolsa española sea más próximo a otros mercados”, argumenta Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis. En este contexto, desde esta firma señalas que los pequeños valores del parqué “pueden seguir haciéndolo bien” el próximo curso. “A esto hay que añadir que, aunque el sector financiero sigue sin gustarnos, si el año termina con BBVA y Santander en precios parecidos a los actuales existe un importante potencial en ambos”, concluye Herrero.
Caja Madrid Bolsa: Sesgo conservador

Caja Madrid Bolsa espera una primera parte del año con volatilidad a la baja y una recuperación en la segunda mitad en función de que se avance en las reformas estructurales. “La estrategia sería apostar por valores defensivos como cartera de inversión estable y realizar apuestas de corto plazo en el resto de valores”, aconseja Víctor Peiro, jefe de análisis. La variable clave en 2011, según esta entidad, será la evolución de la prima de riesgo. “Para la prima de riesgo actual la valoración es correcta y no hay potencial. Si se recuperan niveles históricos, se podrían ver subidas del 30% como mínimo”, augura Peiro.
Consulnor: En busca del equilibrio

Alberto Morillo, analista de Consulnor, recomienda tener una cartera equilibrada con la que maximizar la rentabilidad y minimizar los riesgos. Para realizar esta óptima selección de valores aconsejan combinar tanto elementos de valoración como de crecimiento, y un balance saneado. “Creemos que la exposición geográfica será una de las variables más determinantes para construir una cartera con la que poder reducir los sustos”, según Morillo. En este sentido, recomiendan empresas con exposición a emergentes. “En Europa apostamos por Alemania y Francia, evitando periféricos”.
Cortal Consors: Difícil primer semestre

Los expertos de Cortal Consors espera un año “relativamente positivo” para la renta variable española si bien la primera parte del año será “complicada” por los vencimientos de deuda tanto pública como del sector financiero y las elecciones municipales y autonómicas.

“La clave será asistir a un descenso de la prima de riesgo de la deuda española. Si el diferencial entre el bono español y el alemán se sitúa en torno a los 170 puntos básicos, será factible nuestro objetivo de un Ibex superando los 11.000 puntos”, explica Estefanía Ponte, analista de Cortal Consors.
Link Securities: Estrategia defensiva

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link, reconoce que respecto a la evolución de la Bolsa española en 2011, todo va a depender de cómo se resuelva y en qué plazo la crisis de deuda soberana por la que atraviesa la zona euro. “Una parte importante de la solución está en manos de los Gobiernos de los países periféricos, que deberán seguir profundizando en sus reformas para reducir el déficit público y recobrar la credibilidad de los mercados”. Ante este panorama incierto, Link sigue apostando por valores de corte defensivo, con sólidos fundamentales, generación de caja recurrente, elevadas rentabilidades por dividendo, buena liquidez bursátil y atractivas valoraciones.
Renta 4: Ojo a la volatilidad

En su escenario base (crecimiento moderado, inflación controlada, bajos tipos de interés y recuperación de los beneficios empresariales) los expertos de Renta 4 destacan que la renta variable sigue presentando unas perspectivas de rentabilidad superiores a las de los otros activos. En el caso de la Bolsa española, sin embargo, aconsejan infraponderarla a corto plazo. “Hasta que no se acote el riesgo soberano, la Bolsa no será capaz de recoger la evolución económica y de los beneficios empresariales”, reconoce Natalia Aguirre, directora de análisis. Renta 4 advierte que 2011 será un año no exento de volatilidad y en el que la respuesta de los Gobiernos y bancos centrales será “clave”.
Self Bank: Dudas sin despejar

Victoria Torres, directora de análisis de Self Bank, recuerda que 2010 se va como empezó: con muchas incertidumbres. “No confiamos plenamente en que estas dudas se aclaren próximamente”, reconoce. Algunos de estos problemas son las presiones sobre la deuda soberana, la delicada situación del sistema financiero y el impacto de los ajustes presupuestarios en el crecimiento. “A pesar de ello, y en favor de la renta variable, hay varios factores para apoyarla con vistas a 2011″, matiza Torres. Los posibles catalizadores bursátiles serían unas valoraciones “atractivas” y una previsión sobre los tipos de interés que auguran que seguirán en niveles bajos. “El exceso de liquidez suele favorecer la inversión en Bolsa”.

Presiones vendedoras sobre la deuda y la escasez de capital de la banca

Las presiones vendedoras sobre la deuda española han vuelto con fuerza renovada y esta vez lo hacen apoyándose en la aparente escasez de capital de la banca. Esas mayores exigencias de capital ya fueron reconocidas días atrás por el propio sector y, aunque nadie duda de que no habría problemas para financiarlas, los inversores a corto han vuelto contentos a un terreno conocido.

El Ibex 35 comenzó esta última sesión con una nueva incursión por encima de los 10.200 puntos, pero muy pronto se puso en evidencia que mal podría tirar el mercado de los valores bancarios. La cotización del Banco Santander llegó a caer el 3,06%, al tiempo que la del BBVA cedía el 2,21% y la del Banco Popular el 2,55%. Al final de la sesión, los ajustes con las posiciones vendedoras de la mañana consiguieron elevar algo los precios, pero los habituales coincidían en señalar a este sector como el responsable de la falta de tirón del conjunto de la Bolsa.

Al cierre, el Ibex 35 cedió el 0,62% para quedar en 10.121,90 puntos, un nivel que, a grandes rasgos, supone la consolidación de los 10.000 puntos, pero que deja cierta sensación de impotencia entre los que esperaban una respuesta más positiva del mercado ante la recta final del ejercicio.

La situación en el resto de Europa era algo más tranquila, pero los altibajos ponen al descubierto la “situación de desbarajuste” que se vive en la eurozona, en la que los problemas parecen reducirse a la sempiterna cuestión de ricos y pobres.

En el exterior se conoció la nueva vuelta de tuerca de China a su sector bancario, con la sexta subida del año de los requisitos de reservas para intentar controlar la inflación frenando la actividad crediticia, pero esta vez los mercados se mostraron tranquilos y no hubo reacciones.

En Estados Unidos se recibió positivamente el aumento de la confianza de los consumidores en las primeras semanas de este mes, aunque la Bolsa se mueve con mucha cautela al estar muy cerca de la zona de máximos.

La contratación en el “mercado abierto” cayó hasta 1.729,97 millones de euros por la incertidumbre sobre el sector bancario.

Netflix, el popular servicio de alquiler de películas por Internet, se incorpora al S&P 500

La entrada de Netflix en el exclusivo club de los grandes iconos corporativos de EE UU es algo que se viene rumoreando desde hace más de un mes, y se hizo realidad la pasada madrugada. Y lo hace de la mano de F5 Networks, que toma el lugar en el índice de Standard & Poor?s del fabricante de máquinas fotográficas Kodak, otras de la víctimas de la era de Internet.

¿Cambio de guardia en Wall Street? El S&P 500 es el índice que mejor refleja en el parqué el peso del mundo empresarial en la economía. La revisión anunciada confirma el papel cada vez mayor que tienen las firmas tecnológicas en el mix total, en detrimento de la industria tradicional. Es un debate que también tiene lugar respecto a la composición del Dow Jones.

Netflix es vista como la puntilla que acabó de rematar a la cadena de videoclubs Blockbuster, ahora en suspensión de pagos. Su servicio permitía al abonado alquilar películas a través de Internet. Los DVD llegaban por correo. Poco a poco, la compañía fue ampliando el acceso a su catálogo de películas directamente por vía electrónica (streaming).

La popularidad de Netflix, la escasa competencia que tiene su servicio de distribución y el modelo de negocio que sigue no solo puso en jaque a los videoclubs. Las suscripciones a los servicios de televisión por cable están empezando a caer en EE UU por el contenido audiovisual que se distribuye por Internet, a través de portales como el de Hulu o el iTV de Apple.

También puede acabar convirtiéndose en una amenaza para el negocio de los estudios de cine, por la manera en la que millones de personas están cambiando sus hábitos a la hora de ver la televisión y consumir este tipo de contenidos. Basta con un dato más: el valor de mercado de Netflix supera ya el de algunos grandes nombres de Hollywood.

La cotización bursátil de la firma muestra el momento boyante que está viviendo. En el último año, el precio que se paga por sus acciones se multiplicó por cuatro, hasta rozar los 210 dólares. Impulso que coincide con el debut en el mercado de la tableta electrónica de Apple y otros dispositivos móviles que permiten ver las películas en la nube, sin necesidad de descargarlas.

La compañía de Los Gatos (California) fue fundada en 1997, aunque empezó a aceptar suscriptores un año antes de su lanzamiento. Una década después, había distribuido más de 1.000 millones de DVD. El servicio, disponible en EE UU y Canadá, cuenta con más de 16 millones de usuarios. Para acceder al streaming ilimitado, la cuota mensual es de 7,99 dólares.

Metales preciosos: platino, paladio y rodio

“Ya en 2009 los metales del grupo del platino (PGM – platinum group metals) superaron con amplia ventaja al oro en la carrera de las revalorizaciones. El avance del 30% del metal dorado en 2009 dista de ser una proeza si se lo compara con las subidas del 67% y el 135% del platino y del paladio, respectivamente”, explica Mónica Coronatti, de Sala de Inversión América.

¿El motivo? Mientras que el oro se utiliza en joyería y como valor refugio en tiempos de crisis, el platino y el paladio cuentan también con un uso industrial, al utilizarse en los catalizadores de los coches para el control de las emisiones, sensores, componentes electrónicos, en la industria médica y farmacéutica, y en la producción de cristal. “Esta múltiple función adquiere una relevancia especial en épocas de crecimiento económico con fuertes repuntes en las ventas de automóviles y manufacturas”, explica Coronatti.

Grant Sporre, analista de materias primas en Deutsche Bank lo resume en una sola frase: “Estos metales ofrecen lo mejor de dos mundos, pues detentan una combinación única de apalancamiento ante la recuperación económica global a través de la recuperación del sector automovilístico y, además, de cobertura ante la subida de la inflación por sus atributos defensivos como metales preciosos”.

Así, Morgan Stanley apunta en su último informe sectorial: “mantenemos una previsión positiva sobre los PGMs, en particular el platino, ante la fuerte demanda para catalizadores, un mercado de joyería resistente, mayor interés de la comunidad inversora y las limitaciones en su producción”.

Cómo invertir en estos metales

Es precisamente este punto que cita Morgan Stanley, el del mayor interés por parte de la comunidad inversora, una de las claves para entender la revalorización de estos metales porque -para responder a esta demanda- se han creado nuevos fondos cotizados (ETCs) en platino y paladio en EEUU, lo que crea un mercado nuevo e impulsa el precio de los subyacentes.

“Los nuevos ETC’s están facilitando las inversiones en estos dos metales porque son la forma más barata de invertir y resultan más cómodos que poseer el metal físico”, afirma Tom Pawlicki, analista de materias primas de MF Global. “De hecho, añade, los ETC’s de platino pueden llegar a crear escasez y causar un déficit del metal impulsando los precios”. También defiende esta idea Bruno del Alma, presidente de Global X Management, otra gestora de ETF’s: “la demanda que generan los ETC’s de platino y paladio tendrá un impacto importante en el precio al ser mercados más pequeños donde la entrada de flujos de capital importantes crea el riesgo de burbujas, especialmente si se trata de nuevos inversores que no conocen muy bien el mercado pero entran fuerte”.

Según la firma ETF Securities, estos productos han acumulado ya inversiones por 588 millones de dólares desde su lanzamiento a primeros de año, a un ritmo medio de 55.000 onzas semanales.

No obstante, apunta Coronatti “otra fórmula que permite a los inversores aprovecharse de la subida de estos metales preciosos es comprar un fondo de inversión tradicional que invierta en compañías mineras que extraen estos metales, o un ETF de compañías mineras, que aportan valor agregado gracias a su gestión o estrategia”.

Previsiones para 2010

La firma alemana Deutsche Bank tiene un precio objetivo a cierre de 2010 para el platino de 1.650 dólares, de 444 dólares para el paladio y de 2.725 dólares para el rodio. Las perspectivas a 2011 son de 1.750, 525 y 3.200 dólares, respectivamente (ver cuadro adjunto). Estas son las claves para cada uno de ellos:

En lo que respecta al platino, ha habido sorpresas positivas por una mayor demanda desde la joyería china y global para inversión, si bien “las previsiones de la industria automovilística no alcanzaron nuestras previsiones”. Por parte de la oferta, DB señala unos niveles de reciclado en 2009 inferiores a los estimados y la previsión de un repunte muy leve en la producción minera africana en 2010.

Sobre el paladio, los expertos de Deutsche Bank prevén un mercado más equilibrado en 2010-2011 porque aumentará la demanda desde la industria automovilística por sustitución con el platino, pero que se compensará con la menor demanda desde la industria de la joyería.

Por último, en lo que respecta al rodio, la entidad también estima un repunte de la demanda por parte de la industria del automóvil en 2010 y 2011, como en los otros dos metales, pero señala que no existe un mercado de ETCs para él y que su mercado es físico y menos activo que el de los otros PGMs (el 85%-90% de su demanda proviene de las empresas automovilísticas) lo que podría presionar al alza su precio a corto plazo. El fuerte superávit en 2009 se mantendrá en 2010 y 2011, lo que “evitará apreciaciones a medio plazo”.

Warren Buffett invierte en Bank of New York Mellon y Wells Fargo

El estadounidense Warren Buffett, uno de los mayores inversores del mundo y responsable del grupo Berkshire Hathaway, compró acciones del Bank of New York Mellon, y aumentó su participación en Wells Fargo, en el .

Buffett, de 80 años, apostó por invertir en Bank of New York Mellon, el mayor banco depositario del mundo y del que ahora posee casi dos millones de acciones, según se desprende de la documentación trimestral registrada hoy por Berkshire Hathaway ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC).

El conocido inversor, considerado el tercer hombre más rico del planeta por Forbes, apostó así por esa entidad del sector financiero, cuyas acciones subieron hoy un 0,88 por ciento en la Bolsa de Nueva York, mientras que en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de la sesión regular ascendían un 1,65 por ciento adicional.

En el caso de Wells Fargo, que tras la crisis económica y su fusión con Wachovia, se ha convertido en uno de los principales bancos comerciales de EEUU, Buffett aumentó las acciones que posee hasta los 336,4 millones de acciones durante el pasado trimestre, que cerró el 30 de septiembre.

Las acciones de Wells Fargo acabaron hoy con una subida del 0,4 por ciento en la Bolsa de Nueva York y en las operaciones electrónicas aumentaban su valor otro 0,25 por ciento.

Los movimientos de la firma de inversión que preside Buffett merecen especial atención de inversores y analistas, ya que el estadounidense ha demostrado en numerosas ocasiones tener buen ojo al apostar por compañías que funcionan bien y cuentan con perspectivas de crecimiento.

Entre las otras firmas por las que apostó Buffett el pasado trimestre también se encuentra Johnson & Johnson, donde el empresario aumentó su presencia; mientras que abandonó su inversión en la cadena de tiendas de bricolaje y reformas para el hogar Home Depot -que el martes presenta sus resultados trimestrales-, en la eléctrica NRG Energy y en la cadena de venta de automóviles usados Carmax, entre otras.

El conocido como “Oráculo de Omaha” redujo su presencia, aunque sigue con acciones, en empresas tan conocidas como la operadora Comcast, donde su participación se redujo un 98 por ciento; la firma de calzado y ropa deportiva Nike (-52%), el grupo Procter & Gamble (-2%) o la agencia calificadora de riesgo Moody’s (-6%).

Además, según detalló hoy la revista Fortune, Buffett ha entregado una cartera de negocio de Berkshire Hathaway por valor de entre dos y tres millones de dólares a Todd Combs, que está considerado como su posible sucesor, para que la gestione..

Los analistas estadounidenses también prestaron hoy atención a la documentación que otros conocidos inversores presentaron ante la SEC, como es el caso de George Soros, cuya firma redujo su inversión en oro, así como en numerosas empresas mineras.

También se conocieron los movimientos de Carl Icahn relativos al tercer trimestre del año, cuando aumentó su apuesta sobre la juguetera Mattel, de la que tiene ya 2,4 millones de acciones, mientras que redujo sus posiciones en Yahoo y el grupo de comida rápida Wendys Arbys Group.

El oro vuelve a recibir el impulso del dólar barato

La nueva inyección de liquidez realizada por la Reserva Federal de Estados Unidos volvió a golpear al tipo de cambio del dólar… lo que a su vez devolvió al oro a sus precios máximos.

La nueva inyección monetaria, por la vía de la compra de deuda anunciada por la Reserva Federal de Estados Unidos (la Fed), provocó la lógica e inmediata depreciación del billete verde americano. Esta caída del dólar impulsó al alza las cotizaciones de las materias primas, incluidos los metales preciosos.

En el caso del oro, el impulso ha servido para repetir, e incluso para superar ligeramente, los máximos logrados a mediados de octubre. Después de reaccionar a la baja, hacia el nivel de soporte que supone el techo del canal alcista desarrollado desde finales del mes de julio, el oro ha vuelto situarse otra vez en la zona de resistencia comprendida entre los 1.385 y los 1.390 dólares por onza.
fuerte volatilidad

Parece que los mercados de divisas ya están digiriendo la nueva inyección de liquidez de la Fed, por lo que no es probable que el “efecto dólar” apoye nuevas subidas en los metales. Además, la fuerte volatilidad surgida en una zona de objetivo suele ser el preludio de una corrección de los precios. En estas circunstancias, no es prudente realizar nuevas compras de oro. Lo recomendable ahora es materializar los beneficios de las inversiones alcistas realizadas en el marco del corto plazo. Sólo habrá que mantener las de medio y largo plazo.

Si sucediera lo menos probable y se desarrollara otro tramo al alza, el objetivo del oro sería el de largo plazo, fijado hace casi dos años, algo por encima de los 1.450 dólares onza. Para que esto sea viable a corto plazo, es necesario que el precio se mantenga por encima de los 1.370 dólares.

Si algún inversor se ha precipitado especulando a la baja, lo cual es lícito en los niveles actuales, debería situar su «stop» en la superación de los máximos. La tranquilidad en las posiciones cortas se lograría en la pérdida de los 1.370 dólares, lo que provocaría un rápido descenso hacia los 1.350 e incluso hacia los 1.320, el soporte de la directriz alcista acelerada que es la base del movimiento alcista desde julio.

Muchos gestores de ‘hedge funds’ bajistas en la Bolsa española son grandes filántropos

Los hedge funds o fondos de alto riesgo tienen mala (muy mala) reputación. Se les acusa de especuladores, de alimentar la volatilidad, de no tener escrúpulos… En su defensa estos fondos argumentan que sus inversiones son tan válidas como cualquier otra y que además ofrecen liquidez y dan contrapartida al mercado. Entre las estrategias de estos enfants terribles bursátiles la que peor imagen tiene es aquella que apuesta por la caída de la cotización de una compañía o de cualquier otro activo financiero. En España, tras el último cambio normativo es posible conocer qué fondos están poniéndose cortos en las compañías. Actualmente, estas inversiones tienen un valor de mercado de 1.770 millones de euros. Estas son las historias personales de los principales gestores bajistas en nuestro mercado.

- Un ex militar que restaura la Capilla Sixtina. El australiano Michael Hintze (56 años) fundó en 1999 el hedge fund Convertible & Quantitative Strategies (CQS) que hoy gestiona un patrimonio cercano a los 6.000 millones de euros. Este fondo tiene posiciones cortas en Sol Meliá equivalentes al 1,71% de su capital. Antes de aterrizar en la City londinense y convertirse en uno de los 10 gestores mejor pagados, Hintze se enroló en el ejército australiano. Es licenciado en Ingeniería Eléctrica y Matemáticas y tiene un máster por Harvard. Su bautismo en el mundo financiero tuvo lugar en Credit Suisse First Boston, donde se hizo un nombre en el sector gestionando nada menos que la estrategia de arbitraje con bonos convertibles. Antes de lanzar CQS también trabajó como trader en Goldman Sachs.

Desde las oficinas de la gestora, con vistas a Buckinghan Palace, Hintze da rienda suelta a sus otras dos pasiones: la política y la filantropía. De ideas conservadoras, ha hecho importantes donaciones a los tories. También se rasca el bolsillo en el ámbito de la caridad. Junto a su mujer Dorothy desarrolla una importante actividad filantrópica y participa en más de 150 causas. Entre otras, ha colaborado en la restauración de los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina y del famoso teatro londinense Old Vic. De fuertes convicciones religiosas, en 2005 el Papa Benedicto XVI le nombró caballero comandante de la Orden de San Gregorio.

- Gestor precoz concienciado con el cáncer de ovarios. Ricky Sandler (38 años) fundó en 1998 Eminence Capital, una gestora de hedge funds con sede en Nueva York. Sus fondos tienen posiciones cortas en Grifols y en el Banco Sabadell. Licenciado en Economía por la Universidad de Wisconsin, Sandler comenzó como analista bursátil en Mark Asset Management. Con solo 25 años fundó su primer hedge funds (Fusion Partners) junto a Wayne Cooperman. Diferencias con el estilo de gestión de su socio le llevaron a independizarse llevándose buena parte de la cartera de clientes. Sandler suele utilizar estrategias de inversión bastante apalancadas. No le ha ido mal: su gestora maneja un patrimonio de 5.400 millones, un volumen que le ha permitido darse algunos caprichos como la compra recientemente de un apartamento en Manhattan valorado en 20 millones de dólares. Junto a Mara, su mujer, Sandler dirige una fundación que colabora con diferentes centros especializados en la investigación del cáncer de ovarios.

- Algoritmos, educación infantil y ambiciones políticas. Paul Marshall (51 años) cofundó junto a Ian Wace en 1998 Marshall Wace, una entidad que con el tiempo se ha convertido en una de las mayores gestoras europeas de hedge funds. Buena parte de sus estrategias se basan en complejos programas informáticos que utilizan algoritmos para anticipar las tendencias de los mercados. Marshall Wace tiene posiciones cortas en Bankinter y Banco Sabadell.

Educado en el Saint John’s College, Marshall estudió en Oxford y tiene un MBA por la escuela de negocios Insead. Este gestor ha sido uno de los más beligerantes contra las opiniones de aquellos que durante la crisis han apostado por prohibir las ventas en corto. Marshall colabora con diferentes organizaciones benéficas centradas sobre todo en temas de educación infantil. Además, es miembro fundador (puso un millón de libras de su bolsillo) del think tank Centre Forum.

Desde sus oficinas en el centro de Londres, Marshall puede contemplar el Parlamento británico, un símbolo y un recuerdo de sus conocidas ambiciones políticas. A este gestor le une una larga y pública colaboración con el partido Liberal de Nick Clegg.

- La mano derecha de un mito con fundación propia. Hablar de Julian Robertson es hablar de un mito en el sector de los hedge funds. Su fondo Tiger Fund fue uno de los pioneros en la gestión de alto riesgo y de los más rentables, hasta que el pinchazo de la burbuja tecnológica precipitó los reembolsos. Muchos de los discípulos de Roberson tienen ahora gestora propia. Uno de los miembros de esta cantera es John Griffin. Mano derecha de Robertson (presidió Tiger Fund entre 1993 y 1996), fundó su propio grupo (Blue Ridge Capital) en 1999. Griffin tiene apuestas bajistas en el Banco Popular.

Profesor adjunto en Columbia Business School, Griffin también trabajó como analista financiero en Morgan Stanley. Gran conocedor de los movimientos gregarios en los mercados, este gestor es uno de los pioneros en la teoría económica conocida como Behavioural Finance, que trata de aplicar la psicología al mundo de la inversión. Su estrategia se basa en buscar oportunidades en mercados en los que la gente “deja de pensar”. Griffin fundó en 1999 la Blue Ridge Foundation, que patrocina iniciativas empresariales en zonas deprimidas de Nueva York.

- Editor de ‘The Economist’ y colaborador de Thatcher. En 1988 se fundó TT International, un hedge fund que gestiona el dinero de clientes institucionales. Este fondo apuesta a la baja en Bankinter y en el Banco Sabadell. Uno de los consejeros principales de esta institución es Dudley Fishburn, que empezó su carrera en el mundo financiero como editor asociado en la revista The Economist. Posteriormente, fue miembro del Parlamento británico durante 10 años, una época en la que trabajó próximo a Margaret Thatcher y John Mayor. Dudley ha servido también en el Foreign Office y en el Departamento de Comercio.

- Cuando especulación es compatible con activismo. Amber Capital se fundó en 2005 como consecuencia de la escisión de 16 traders de la banca de inversión de Société Générale. El movimiento estuvo capitaneado por Joseph Marie Oughourlian. Amber Capital, con sede en Nueva York, tiene apuestas bajistas en Abengoa, ACS y Prisa (grupo editor del diario EL PAÍS). Se trata de un hedge fund que combina posiciones largas y cortas basándose en análisis fundamentales de las compañías. También está especializado en inversiones en situaciones especiales (OPA, fusiones…).

En sus apuestas largas, Oughourlian es un firme defensor del activismo accionarial. “Somos inversores financieros, pero queremos hacer una contribución institucional. Este es el motivo de que asistamos a las juntas, propongamos consejeros independientes e intercambiemos opiniones con los gestores. Es un trabajo duro, pero rentable”, explicó a los periodistas cuando adquirió el 2,5% de Mediobanca. La quiebra de Lehman Brothers les supuso un agujero de 600 millones de dólares, aunque devolvieron todo el dinero a sus clientes.

Cómo operar en Bolsa con robots

Los robots financieros se han convertido en una realidad con el auge de internet y el desarrollo de la informática. En la década de los noventa su desarrollo fue muy veloz y su comportamiento ya era comparable a la operativa de los gestores discrecionales, aquellos que realizan operaciones de compra y venta en los mercados de forma manual. Pero ha sido a partir del año 2000 cuando los robots, los sistemas automáticos, han llegado al inversor particular, propiciando que en la actualidad el 90% de la negociación sea generada por ellos.

Pero, ¿en qué consisten y cómo podemos diseñar uno? Los robots son programas informáticos desarrollados para seguir una rigurosa estrategia de inversión en búsqueda de beneficios. El ordenador será el encargado de ejecutar órdenes de compra y venta en los mercados de manera automática, según la estrategia programada. Para diseñarlos es conveniente tener experiencia en los mercados, conocimientos económicos y de análisis técnico.

Las ventajas son claras: no es necesario estar frente al ordenador, ya que la operativa es automática. El ordenador puede analizar multitud de instrumentos y activar varios robots a la vez, mientras que un trader profesional sólo puede operar eficientemente en unos pocos instrumentos. Se eliminan las emociones, principal enemigo del trader manual. Además, contamos con un análisis detallado de robots con la ayuda de backtesting, algo que no puede hacerse con un humano, ya que medir su eficacia es más subjetivo y no tan riguroso con las estrategias, mientras que un ordenador sí.

La formación online y presencial es fundamental. Al final, el robot debe cumplir con tres requisitos básicos: rentabilidad; bajo riesgo y consistencia o robustez.

Según Deutsche, el oro alcanzará los $1.600 en 2012

las materias primas han resurgido con fuerza como opción de inversión y los expertos creen que van a mantener su fortaleza y que son una buena forma para beneficiarse de la debilidad del billete verde.

El oro se encuentra en máximos históricos –cotiza prácticamente en 1.350 dólares la onza en los mercados de futuros- y se espera que siga subiendo. Aunque el oro es la materia prima refugio por excelencia, no es la única ‘commodity’ que ofrece oportunidades, de acuerdo con las previsiones de Deutsche Bank.

En concreto, los analistas de la entidad consideran que el metal precioso cerrará este año en torno a los 1.400 dólares, alcanzará los 1.450 el año que viene y puede llegar a los 1.600 dólares en 2012. “En el actual escenario, mantenemos la perspectiva alcista para uno o dos años”, comenta los expertos del banco.

La principal razón por las que están tan positivos en los metales preciosos, en general, y en el oro, en concreto, es que “la situación económica no es buena y observamos que la ‘guerra de divisas’ o una posible nueva ronda de medidas de expansión cuantitativa por parte de la Fed van a contribuir a que determinadas monedas como el dólar se deprecien y con los tipos en niveles tan bajos como los actuales, los metales preciosos suelen tener bastante atractivo”, explica Alejandro Díaz-Llanos, responsable del banco de ‘commodities’ para inversores institucionales de Deutsche Bank.

Además, el hecho de que los bancos centrales, que habían sido vendedores netos de reservas de oro en la última década, hayan dejado de serlo por primera vez este año, va a ejercer más presión sobre los precios, ya que la oferta no va a crecer al mismo ritmo que la demanda.