Nuestra forma de vivir será cambiada por cinco tecnologías

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2017/02/21/58ab4b1ee5fdea83428b45e4.html

BIOTECNOLOGÍA

Desde principios de la década de 2000, el coste de secuenciar un genoma humano -determinar el orden preciso de los nucleótidos dentro de las moléculas de ADN que define quiénes somos- ha disminuido drásticamente. La secuenciación de un genoma, que en 2001 costaba 100 millones de dólares, puede hacerse en la actualidad por unos 1.000 dólares.

El desplome de los costes, sumado al menor tiempo necesario para lograr la secuenciación del ADN, han propiciado una revolución en la biotecnología: el “hackeo” de genes, o la capacidad de activar y desactivar genes, y de manipular la biología a nuestro favor.

La rama más radical de esta nueva tecnología es la “edición de genes”, un proceso mediante el cual nuestro código de ADN se puede cortar y pegar usando “tijeras” moleculares con diversas aplicaciones, incluyendo curar enfermedades como cánceres y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Hasta hace poco, intercambiar el código era un proceso arduo. Una nueva herramienta de ‘corte y pegado’ de ADN, conocida como CRISPR (las siglas en inglés de repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas), ha permitido que el proceso sea sorprendentemente simple.

El proceso CRISPR se ha utilizado para crear cepas de trigo y de arroz resistentes a las enfermedades, para alterar levaduras con el fin de producir biocombustibles, y para revertir la ceguera en animales. En última instancia, podría utilizarse para eliminar defectos de los embriones humanos.

2. INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA)

La inteligencia artificial no es ciencia ficción: ya está incorporada en los productos que usamos a diario. El asistente Siri de Apple, las recomendaciones de libros de Amazon, el selección de noticias de Facebook y la lista de música semanal de Spotify son ejemplos de servicios impulsados por algoritmos de aprendizaje automático.

Esta ciencia con décadas de antigüedad está disfrutando de un renacimiento gracias a la avalancha de datos creados por los teléfonos inteligentes y por los sensores, y a la enorme mejora de la capacidad de procesamiento de esos datos. Según la firma de investigación tecnológica Tractica, el mercado de IA crecerá de 643,7 millones de dólares en 2016 a 36.800 millones en 2025.

Técnicas como el aprendizaje profundo y las redes neuronales imitan supuestamente al cerebro humano: éstas detectan patrones generales en enormes conjuntos de datos con el fin de catalogar imágenes, de reconocer voces y de tomar decisiones.

El siguiente paso es la inteligencia artificial general: un algoritmo al que no se le tendrá que ‘enseñar’ una habilidad específica, como un juego de ajedrez o un nuevo idioma, sino que la adquirirá mediante el ensayo y error, como lo hace precisamente un niño. Ciertas compañías, como DeepMind -propiedad de Google y con sede en Londres- y otras empresas están trabajando para que esto se convierta en una realidad.

3. ENERGÍAS RENOVABLES

El Acuerdo de París sobre el cambio climático tiene como objetivo evitar que la temperatura media mundial se eleve más de 2 grados centígrados por encima de los niveles previos a la revolución industrial. Mantener esta promesa requerirá más investigación en el campo de las energías renovables durante la próxima década.

Para crear una fuente de energía limpia, los investigadores están tratando de construir un reactor de fusión nuclear que utilice el mismo proceso que hace que el sol emita luz y calor. Una sociedad intergubernamental está construyendo un reactor de fusión de 19.000 millones de dólares, ITER, en Francia. Otras innovaciones incluyen la fotosíntesis artificial para elaborar hidrocarburos en los laboratorios para los vehículos, y la energía eólica a gran altitud, que involucra cometas y globos de aire caliente que actúan como aerogeneradores aéreos.

Islandia está invirtiendo en la tecnología geotérmica, haciendo perforaciones subterráneas para obtener energía térmica. Hace treinta años empezó a usar los recursos geotérmicos para calentar pueblos y ciudades. En la actualidad, los sistemas de electricidad y calefacción de todo el país funcionan casi en su totalidad con energías renovables, incluyendo la geotérmica y la hidroeléctrica.

4. CONECTIVIDAD

El Wi-Fi o conexión inalámbrica -un elemento básico que los jóvenes de hoy en día dan por sentado- cumplió 25 años el pasado mes de septiembre. A medida que crece el número de dispositivos que se conectan al “Internet de las cosas” -unos 50.000 millones en 2020, según los cálculos de la empresa de tecnología Cisco- el futuro de Wi-Fi depende de reducir la electricidad que drena de los dispositivos con conexión a Internet.

Existe una innovación, inventada por estudiantes de la Universidad de Washington en Seattle, conocida como “Wi-Fi pasivo”, y sus inventores aseguran que consume 10.000 veces menos energía. Actualmente es más lento que la banda ancha doméstica normal, pero funcionaría bien para aplicaciones como termostatos inteligentes o para bombillas. La comunidad Wi-Fi también trata de desarrollar bandas de más alta frecuencia que se utilizarían dentro de un radio de cobertura limitado, como en una casa o en un automóvil.

En última instancia, el Wi-Fi en sí podría ser reemplazado por una nueva alternativa de alta velocidad llamada Li-Fi, que utiliza la luz, en lugar de ondas de radio, para transmitir información a través del aire. Un estudio piloto a principios de este año descubrió que un prototipo de Li-Fi podía enviar datos 100 veces más rápidamente que el Wi-Fi.

5. ELECTRODOMÉSTICOS INTELIGENTES

Casi dos tercios de la población humana está conectada al Internet a través de teléfonos inteligentes, pero estos dispositivos no son el único portal de acceso a la red. En 2016 existían 6.400 millones de dispositivos conectados -excluyendo los PC, los teléfonos y las tabletas- a nivel mundial, un aumento del 30% en relación al año anterior, según la firma de análisis tecnológico Gartner. El “Internet de las cosas” lo forma ese universo de objetos -desde automóviles hasta impresoras, y desde bombillas hasta termostatos- que ya no son dispositivos “tontos” ni estáticos: pueden aprender los hábitos y ser controlados remotamente usando una aplicación.

El estereotipo de electrodoméstico inteligente es la nevera que repone automáticamente la leche. Los coches actuales son ordenadores que pocesan más líneas de código que la nave espacial Apolo 11 de camino a la luna. A medida que la inteligencia de estos ordenadores aumente, los coches se conducirán solos, reduciendo potencialmente las muertes relacionadas con el tráfico. Los sensores inteligentes también pueden transformar las industrias, supervisando mercancías durante el transporte, por ejemplo, o ayudando a las empresas de servicios públicos a medir el consumo de energía y a las empresas de logística a rastrear vehículos a largas distancias.

Analizando el estudio de publicado Mckinsey: “Más allá del súper ciclo: cómo la tecnología está reestructurando los recursos”

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2017/02/16/58a48bea468aeb235e8b4572.html

Según el estudio ‘Más allá del súper ciclo: cómo la tecnología está reestructurando los recursos’, publicado por Mckinsey, el avance tecnológico conducirá inevitablemente a un mayor uso de las energías renovables, puesto que se abaratará su precio y la gente empleará energías más eficientes en su casa, trabajo y transporte.

Seguir leyendo

La industria discográfica es salvada por Internet

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2017/01/21/58826f4a46163f953b8b4659.html

Gracias al auge de Spotify y Apple Music, el streaming de música ha superado los 100 millones de suscriptores de pago a nivel mundial, una cifra que pocos creían posible alcanzar hace unos años. La industria discográfica de EEUU va camino de crecer por segundo año consecutivo, algo que no ocurría desde 1999, cuando se lanzó Napster. Algunos analistas y ejecutivos están empezando a predecir con confianza que se acerca una nueva edad de oro para el sector.

Seguir leyendo

Marcas y Youtubers

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2016/10/16/58009345e5fdea7d2f8b4593.html

No son estrellas de rock pero son capaces de llenar aforos. No presentan ningún programa de televisión pero concentran cada día a millones de personas delante de sus pantallas. No han desarrollado ninguna aplicación de éxito pero cada mes pueden embolsarse decenas de miles de euros. Se trata deyoutubers y son los nuevos amos de Internet. Hoy, más que nunca, las marcas se juegan sus ventas en la Red, e influencers digitales como ellos marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso de una campaña comercial.

Seguir leyendo

Los ‘millenials’ y el negocio automovilístico: compartirán más el coche y comprarán menos vehículos

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/09/09/57d13dee22601d10478b4658.html

Las ventas anuales de vehículos ligeros en EEUU han descendido más rápido de lo previsto, un 3,4%, según Wards Auto. Esto ha agravado las preocupaciones de que, tras seis años de rápido crecimiento, las ventas hayan alcanzado su máximo.

Seguir leyendo

Los Millenials, desde un plano de inversión

Fuente: estrategiasdeinversion.com

Milennials. Se utiliza para denominar a la generación comprendida entre 1985 y 1994. Cada vez las firmas de análisis se centran en cómo captar para invertir a este grupo de edad que también se les conoce como Peter Pan, dado que suelen retrasar algunos acontecimientos propios de la edad adulta. ¿Qué se sabe de los Milennials? ¿Cómo invierte esta nueva generación?

La economía colaborativa abre una brecha entre sectores regulados y los que no lo están

Fuente: http://economia.elpais.com/economia/2015/07/17/actualidad/1437150775_753687.html

Los taxistas se han revuelto contra Uber, la empresa que proporciona a sus clientes una red de transporte a través de una aplicación de móvil, similar al servicio público. Los tribunales han paralizado su penetración en España, que se auguraba tan intensa como la que han tenido otras empresas de la llamada “economía colaborativa”, como BlaBlaCar o Airbnb.

Seguir leyendo

La cuarta revolución industrial llega desde Alemania

Fuente: elpais.com

Clic, semillas de amaranto. Clic, dos de nueces. Clic, plátano. Clic, tres de chocolate. El usuario entra en la empresa online Mymuesli, y, con solo 18 ingredientes, puede combinar su muesli hasta de 566 mil millones maneras distintas. El pedido se imprime en la fábrica y el propio producto va pidiendo a cada expendedora de comida cosas distintas. “Va de Internet al paquete de manera personalizada”. Esta fábrica inteligente es para Wolfgang Wahlster (Saarbrücken, 1953), asesor científico de la canciller alemana Angela Merkel y director del Centro de investigación alemán de inteligencia artificial, el ejemplo perfecto de la cuarta revolución industrial que ha ayudado a empujar en su país de origen.

Seguir leyendo

Informe de desarrollo humano 2014. El mundo avanza en desigualdad

Fuente: elpais.com

Un mundo más desigual con un número creciente de personas cada vez más vulnerables de caer en la pobreza. Ese es el dibujo que expone el Informe del Índice de Desarrollo Humano (IDH) 2014presentado este lunes en Madrid por la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas, Gina Casar, y el secretario general de Cooperación Internacional español, Gonzalo Robles. Pese a que el nivel de desarrollo ha aumentado a nivel global según los criterios que mide el informe como el acceso a los sistemas de salud y educativo, así como la esperanza de vida o el nivel medio de renta de un país, el progreso es muy frágil.

Seguir leyendo

Los científicos entran en finanzas para manejar productos cada vez más complejos

Fuente: elpais.com

Ignacio Ariño (Barcelona, 1973) intentaba, durante su doctorado en Física, medir una simetría entre partículas y antipartículas. Era 2001 y repartía su tiempo entre la Universidad de Barcelona y Hamburgo, donde también trabajaba en un acelerador de partículas. Se había sumergido en la física experimental, entre “cables, aparatos electrónicos y análisis de datos”, cansado del “papel y el lápiz” de la física teórica. Pero Ignacio Ariño ya no se dedica a la física. Ahora es un quant(abreviatura de analista cuantitativo) en un gran banco, uno de esos científicos metidos a financieros que tratan de comprender cómo se comportan los mercados: analizan el riesgo, controlan fondos de inversión o están implicados en el high frecuency trading, que realiza, mediante potentes ordenadores, infinidad de operaciones bursátiles en milésimas de segundo. “Pocos de mis compañeros de generación han conseguido plaza fija en su rama”, justifica. Las finanzas le dan la oportunidad de aplicar sus conocimientos y ganarse la vida dignamente, ante la precaria situación de los científicos.

Seguir leyendo