Bezos, el rey midas del cibercomercio

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2017/02/17/58a61e98268e3e264b8b459f.html

El ejecutivo ha levantado un negocio de 136.000 millones de dólares sobre la base de una nutrida oferta de producto, una engrasada logística y su programa de tarifa plana de gastos de envío. El negocio ‘cloud’ es el pilar de su rentabilidad.

Seguir leyendo

La revolución tecnológica de Inditex

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/11/13/5825ca1dca474113588b463c.html

En 2007, Inditex lanzó su primera página de venta en Internet, Zarahome.com. Desde entonces, la compañía se ha propuesto mantenerse a la cabeza de la innovación tecnológica para ofrecer un mejor servicio a sus clientes. “Es importante destacar que la innovación es uno de los principales motores de la actividad de Inditex, dado que hay una permanente autoexigencia de renovación en todas las facetas de desarrollo de marca, bien a través de las líneas de producto o bien en los propios espacios de la tienda -sean éstos arquitectónicos o digitales-. De hecho, el modelo integrado de tiendas físicas y online emana precisamente de esta apuesta por la innovación aplicada a las preferencias de nuestros clientes”, comentan a el diario EXPANSIÓN desde la compañía.

Seguir leyendo

Logística, el factor competitivo de Amazon

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/07/21/578fc7c9468aeb43018b467a.html

La logística es una de las obsesiones de Jeff Bezos, fundador y consejero delegado de Amazon, consciente de que es uno de los pilares que sostienen su cibertienda. Por eso, la compañía estadounidense está dando pasos para tener un mayor control de la logística y depender menos de compañías de transporte de mercancías.

Seguir leyendo

La logística de Amazon

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/05/30/574c66eeca4741d63d8b464b.html

Con 32.000 metros cuadrados de superficie y más de ocho millones de productos enstock, el centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid) es el centro comercial online más grande de España. Inaugurado en el verano de 2012, desde aquí se envían cada día los miles de productos que los usuarios españoles encargan a través de la web del gigante del comercio electrónico.

Seguir leyendo

La compleja estructura societaria de Amazon en España

Fuente: http://www.expansion.com/empresas/tecnologia/2016/04/04/5702cd2fe2704eab638b4644.html?intcmp=NOT003&s_kw=asi_es_el_entramado_societario_de_amazon_en_espana

Las sociedades con las que opera el gigante del e-commerce  (según datos recientes del Registro Mercantil) sumaron en 2015 una facturación de tan sólo 59 millones de euros, una cifra que no refleja la verdadera actividad de la cibertienda, y declararon un impuesto sobre beneficios agregado de 2,9 millones de euros.

Seguir leyendo

Uber Vs Amazon

Fuente: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/09/16/actualidad/1442431416_677963.html

En Silicon Valley no existen los problemas, son la palabra prohibida. En su lugar se refieren a fricciones, que suena mucho más suave. El floreciente mundo del comercio electrónico ha descubierto que tiene un punto flaco que espanta a los clientes. Se trata de la fricción de la última milla. Ese tramo final que va desde que el camión de reparto aparca hasta que el cliente tiene el producto en la mano es el gran rompecabezas de los grandes de la venta online.

Amazon, en un golpe mediático genial, hizo saber que pretendía resolverlo usando drones ligeros que depositasen los paquetes en el jardín de destino. En España la broma fue fácil: alguien se dedicaría a disparar con la escopeta de perdigones o quizá lo robaría para quedárselo como trofeo. Eso, suponiendo que tuviera sentido usarlo en un país en el que la casa con jardín no se estila.
Uber, de manera inesperada, ha decidido sumarse a esta batalla. Cuando en diciembre de 2014, casi la última noche del año, decidió dejar su plan inicial de transportar pasajeros en España, mantuvo la sucursal abierta. En marzo, durante el Congreso Mundial de Móviles, sorprendió con Uber Eats, un servicio de entrega de comida caliente en menos de diez minutos. Se ofrecen solo dos recetas y se cobran solo ocho euros. La acogida fue tal que Uber lo ha exportado al barrio financiero de San Francisco, a Manhattan y San Diego. En Estados Unidos ya habían probado a repartir helados por un día. O gatitos para acariciarlos en casa durante unas horas. Xiaomi, el fabricante de móviles asiático de moda, optó por una fórmula peculiar para vender su último modelo. En Shangái el terminal se entregaba en un coche de Uber. El éxito de la iniciativa ha hecho que Uber se lo tome en serio. Quiere repartir productos.

En San Francisco, en la franja que va del Embarcadero a la calle Fillmore, por las mañanas, no es extraño ver a conductores cargados de bolsas y embalajes. No es que compitan con Fedex o UPS, tan solo están haciendo pruebas para, antes de final de año, ofrecer ropa y complementos de moda con entrega en el mismo día.

Amazon, acostumbrada a dominar el mercado a placer, ha tomado medidas. Está construyendo un almacén en Oakland, al otro lado de la Bahía de San Francisco. Lo hace para ser capaz de realizar entregas en menos de dos horas.

Antes de Navidad, momento álgido de las ventas, la batalla estará servida. Quede como quede este enfrentamiento, ya hay quien está pensando en la siguiente fricción. Liderada por una pequeña startup radicada en el barrio de SOMA, Shyp, pretende resolver el otro dilema de la compra online. La devolución de una prenda que no es de nuestra talla o no se ajusta a lo anunciado. Basta con hacer una foto con el móvil del objeto en cuestión para que, en menos de media hora, un mensajero venga a recogerlo para hacérselo llegar al vendedor. Ni Amazon ni Uber se han pronunciado al respecto, todavía.

La revolución de los pagos ‘online’

Fuente: elpais.com

En el mundo hay más de 800 empresas que proveen de algún tipo de sistema para que un cliente pueda pagar sus compras o servicios por Internet. Y más de la mitad de estas firmas son europeas o estadounidenses. Es un mar que se revuelve cada vez más, en el que compiten tiburones con anchoas y donde la tendencia es que los primeros se vayan comiendo a los segundos para crecer e imponerse. Hay al menos cinco familias de peces en este océano feroz: las grandes tecnológicas como PayPal, Apple o Google, las tarjetas de crédito, los bancos, las empresas de telecomunicaciones, y los cientos de empresas innovadoras que florecen cada año. Todos quieren su tajada del comercio electrónico, que mueve unos 960.000 millones de dólares anuales, según un estudio de la UE.

Seguir leyendo