La información no financiera, clave para los inversores

Fuente: http://www.expansion.com/mercados/2017/05/28/592ac287ca4741f4358b4593.htm

Los grandes inversores tienen cada vez más en cuenta los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza a la hora de decidir sobre su cartera.

Ocho de cada diez inversores institucionales considera que la información extrafinanciera (que incluye la estrategia medioambiental, social y de gobierno corporativo de las empresas, ESG, en sus siglas en inglés) se puede cuantificar y ayudar a identificar nuevas oportunidades para el negocio y a gestionar riesgos a largo plazo. Pese a ello, seis de cada diez apuntan que las compañías no informan correctamente sobre sus riesgos ESG. Son algunas de las conclusiones del informe ¿Tu información no financiera muestra el valor real que genera tu empresa?, elaborado por el Centro de Estudios de la firma EY.

El informe recoge la opinión de 320 inversores institucionales de todo el mundo sobre el uso de información extrafinanciera. Ésta se ha convertido en una de las prioridades para las organizaciones, que buscan mejoras continuas en sus sistemas de reporting no financiero para cubrir las crecientes necesidades de sus grupos de interés, especialmente, de estos inversores. Las prácticas dirigidas hacia una mayor transparencia, la creación de valor a largo plazo y la sostenibilidad social y medioambiental serán las que marcarán el funcionamiento del mundo empresarial en un futuro, señala.

Papel relevante

Para el 68% de los inversores consultados, la información no financiera ha jugado un papel relevante en sus decisiones de inversión durante los últimos doce meses, dieciséis puntos porcentuales más que en el estudio de 2015. Respecto a la calidad de esta información, el 60% cree que las empresas deberían exponer mejor los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza a los que se enfrentan. “Hoy los resultados de las compañías en estos ámbitos son, para el mercado y los supervisores, una medida tanto para valorar el buen funcionamiento de los consejos de administración como para prever el crecimiento futuro de las empresas”, afirma Alberto Castilla, director ejecutivo de RSC y Gobierno Corporativo de EY.

Los inversores también opinan sobre los motivos que tienen las organizaciones para mejorar el reporte de su información extrafinanciera. Sus principales respuestas son generar una reputación corporativa entre sus clientes y cumplir los requisitos regulatorios, citadas por el 74% y 62%, respectivamente. El 38% respondió como motivo el responder a la solicitud de información de los inversores y el 37% sería generar una buena reputación entre los clientes. En última posición, demostrar el ahorro de costes, con un 11% de respuestas.

Por otra parte, los activos en riesgo por cambios en la regulación, las expectativas sociales, la tecnología disruptiva o las condiciones medioambientales son un motivo de preocupación para los grandes inversores. Más del 60% ha reducido su exposición a los mismos por los riesgos derivados de cambios normativos o regulatorios durante los últimos doce meses.

La importancia del informe anual se refleja en que el 63% de los inversores lo considera un documento “esencial” o “muy útil” para tomar decisiones de inversión. En segundo lugar, con el 57%, destacan el informe integrado y, en tercer lugar, la cobertura de prensa y los comentarios de profesionales (56%). Para el 44%, los informes de sostenibilidad son útiles o esenciales para evaluar posibles inversiones.

Uno de los principales beneficios del análisis de la información no financiera de cara a evaluar inversiones es la gestión de los riesgos. Entre las razones que llevarían a un inversor a descartar una inversión, el 39% destaca un mal gobierno corporativo; el 32% los riesgos relacionados con los derechos humanos y las operaciones; y el 20% una verificación insuficiente de datos y reclamaciones.

Evolución

El tipo de información no financiera que buscan los inversores y su forma de utilizarla están evolucionando. Según el informe, los grandes fondos institucionales buscan ahora un rango más amplio de información y utilizan un acercamiento más integrado con su análisis habitual. Las tres principales cuestiones de carácter no financiero son la gestión corporativa de la ética en los negocios, las peticiones de los clientes de más información y las evidencias de menores riesgos ambientales, sociales y de gobierno. “Los consejos deben estar formados en la materia y disponer de información concreta y precisa para poder ejercer su rol de administradores y supervisores de las compañías”, añade Castilla.

Claves para las empresas

 

  • Cumplir las expectativas de los inversores: visión a largo plazo, abordar los riesgos climáticos, asignar recursos y usar las megatendencias.
  • Aprovechar las oportunidades: debe confiar en los estudios previos, fijar una agenda; reforzar las relaciones con los grupos de interés y con el consejo e integrar el reporting.
  • Centrarse en lo esencial: la empresa debe abordar las cuestiones materiales y ser transparente.

l

Los comentarios están cerrados.