La Industria 4.0 encuentra su media naranja en la blockchain

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2017/05/01/5901c89622601dbc348b45cb.html

Qué tienen que ver el bitcoin con las grandes empresas industriales? Detrás de esta conocida moneda virtual subyace una tecnología segura de intercambio de datos llamada blockchain, que está llamada a traer eficiencia e innovación a la economía. Básicamente, el blockchain permite realizar transacciones de cualquier tipo de forma fiable y segura, sin necesidad de que haya un intermediario.

Los bancos fueron los primeros en empezar a estudiar las posibilidades de esta tecnología, que por un lado amenaza su negocio de intermediación, pero por otro les facilita comerciar con otros tipos de productos, como los contratos inteligentes (o smart contracts).

En verdad, cualquier compañía puede beneficiarse de las muchas y muy distintas aplicaciones del blockchain. En el sector industrial, por ejemplo, se ha descubierto que este sistema hace posible la trazabilidad total de un producto, desde que se fabrica hasta que lo compra un consumidor final.

Gigantes como Airbus Daimler ya han empezado a trabajar en la trazabilidad de las piezas a lo largo de todo su ciclo de vida. “Sabían por dónde pasaba cada pieza dentro de su planta, pero una vez que éstas salían de su almacén, se tenían que fiar de lo que les dijera el proveedor. Ahora, las empresas industriales pueden hacer que sus proveedores registren en blockchain el código de cada pieza y que añadan todos los datos asociados, incluyendo las correcciones que hagan éstas”, explica Oscar Lage, responsable de Ciberseguridad del centro tecnológico Tecnalia. Lage es coautor del libro Blockchain: La revolución industrial de Internet, que publicará Ediciones Deusto (Grupo Planeta) en mayo.

La tecnología permite la trazabilidad total de una pieza industrial, un fármaco o el recuento de votos

Otra industria que ha encontrado aplicaciones para el blockchain es la pesquera, en concreto, la pesca de atunes es Islandia. O la farmacéutica. O la armamentística. O la tecnológica, para el recuento de votos de las elecciones. “Los registros enviados a través de blockchain son inalterables, por eso aportan seguridad y confianza a cualquier intercambio”, sostiene Lage.

A largo plazo, esta tecnología será clave para el despliegue de la llamada Industria 4.0. “Las máquinas podrán negociar entre ellas, hacer pagos o encargar suministros por sí solas”, vaticina este experto. En otras palabras, las fábricas podrán ser autónomas. Y una derivada de esta evolución: las plantas serán más eficientes, con lo cual no será necesario recurrir a la fabricación offshore.

El blockchain añade seguridad y eficiencia a muchas operaciones, pero es también fuente de nuevos modelos de negocio. Alberto Gómez Toribio trabaja para el grupo Barrabés buscando casos de uso para esta tecnología. Así, trabaja con un cliente que quiere exportar acero a un país de Oriente Medio, pero la regulación le impone límites en la adquisición de divisas. Colabora también con empresas eléctricas, diseñando un sistema para pagar la recarga de un coche eléctrico sin necesidad de emplear una tarjeta de crédito. Y otro proyecto plantea introducir fórmulas de micropagos en las futuras smart cities.

“Gracias a la tecnología financiera como el blockchain, las empresas se convierten en su propio banco, y a un coste casi cero“, resume Gómez Toribio. “Los pagos se realizan en Bitcoins o en una moneda virtual creada por la compañía, con un valor fijo. Es indiferente; el usuario sólo ve euros”, añade.

“El blockchain hace viables los micropagos porque elimina las comisiones”, agrega Roberto Fernández Hergueta, director del área Digital de Everis. “Por ahora, la mayoría de iniciativas son aún pruebas de concepto. Pero este mismo año veremos proyectos reales dirigidos a públicos objetivos con cierta masa crítica”, adelanta este ejecutivo.

Algunos proyectos en marcha

Administraciones públicas.
  • Para aprovechar el uso de las características de blockchain para mejorar los procesos relacionados con los registros públicos (registro y títulos de la propiedad, diferentes tipologías de permisos, modelo de subvenciones) y a nivel de registros privados (gestión de becas, registros de apuestas y donaciones)
  • Todo lo relacionado con la identidad digital y la nueva normativa europea GdPR es uno de los temas en los que se está trabajando.
Telecomunicaciones.
  • Se está trabajando principalmente en el ámbito de gestión de la identidad digital, programas de fidelización y seguridad aplicado a M2M, healthcare y ciudades inteligentes.
Utilities/energía.
  • El sector energético es uno de los sectores en los que mayor actividad se está llevando a cabo en el ámbito de blockchain. Destacar iniciativas de trading energético donde se plantea un consorcio a nivel europeo.
  • Del mismo modo, existen proyectos a nivel nacional en los que se está trabajando en modelos de negocio disruptivo uniendo dicha tecnología al potencial del coche eléctrico, generando un ecosistema de servicios alrededor del vehículo.
Consumo/farma.
  • Existen varios proyectos en curso donde se emplea las capacidades de trazabilidad de la tecnología de blockchain unido al Internet de las Cosas que permiten garantizar y certificar el origen, bien de un alimento, bien de un medicamento… Este tipo de iniciativas minimizan el fraude y permiten realizar un seguimiento de los distintos productos dentro del ámbito de la cadena de suministro.
Automoción.
  • Existe una lniciativa llamada Blockchain Car que permite sacar todo el potencial a los contratos inteligentes basados en la tecnología blockchain, permitiendo la automatización de numerosos procesos (peajes…) y, además, la realización de nuevos modelos de negocio.
Seguros.
  • Nuevos modelos de seguro peer 2 peer y definición de nuevos conceptos de seguro (microseguros). A nivel europeo, donde están presentes algunas de las firmas que operan en España, se ha definido el consorcio B3i (nacido en octubre de 2016) y donde se está trabajando en casos de uso que permitan aprovechar sinergias entre las compañías en aquellos procesos intracompañias.

Los comentarios están cerrados.