Los ‘millenials’ y el negocio automovilístico: compartirán más el coche y comprarán menos vehículos

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/09/09/57d13dee22601d10478b4658.html

Las ventas anuales de vehículos ligeros en EEUU han descendido más rápido de lo previsto, un 3,4%, según Wards Auto. Esto ha agravado las preocupaciones de que, tras seis años de rápido crecimiento, las ventas hayan alcanzado su máximo.

Pero analistas del sector afirman que es exagerado pronosticar el fin del sueño americano de ser propietario de varios coches. Existen muchas razones por las que los estadounidenses comparten sus vehículos, aunque aún hay numerosas razones para no hacerlo (motivos económicos o emocionales).

En Estados Unidos, la mayoría de los coches están parados casi todo el día, por lo que los motivos económicos para compartir el coche están justificados. En las zonas urbanas congestionadas, ser propietario de un coche conlleva pagar tarifas astronómicas por aparcar y perder el tiempo en atascos. Al compartir el vehículo, se puede ir de un punto a otro de forma más barato que el transporte público.

Sin embargo, Michelle Krebs de la firma Auto Trader, ha estudiado la actitud estadounidense a la hora de compartir vehículo y afirma que “la mayoría de las personas que comparten coche también prevén adquirir uno”. El 92% de los adolescentes posee o piensa tener un vehículo. Y esto es un buen presagio para el mercado.

Pero la liquidez aún supone un problema. Más de la mitad de los encuestados por Cox Automotive declararon que no poseen un vehículo porque no pueden permitírselo, no por la alternativa que supone compartir coche.

Cuando los Millennials se casen, formen una familia y perciban mayores ingresos, los fabricantes de automóviles prevén que comprarán aproximadamente la misma cantidad de coches que las generaciones anteriores.

Un estudio de la firma de asesoría BCG estima que en 2021 el uso compartido de coches reducirá las ventas anuales mundiales un 1%, y en EEUU, un 0,3%. “La rápida expansión del uso compartido del coche apenas afectará a la venta de nuevos vehículos, porque los conductores no renunciarán a ser propietarios de su propio coche, y porque las ventas de vehículos para compartir compensarán parte de las pérdidas de las ventas de nuevos vehículos,” concluye el informe.

Erich Merkle, analista de Ford, afirma que el total de kilómetros recorridos también afectará a las ventas: “Ahora los vehículos tienen una media de 12 años de antigüedad. Pero si el coche se comparte, no aguantará tanto y se tendrá que reemplazar antes”.

Los estudios también diferencian si se trata de zonas urbanas o rurales. Compartir el coche es más rentable en las zonas urbanas en las que se recorren menos kilómetros y es más complicado aparcar que en las zonas suburbanas o rurales, donde las distancias son mayores, aparcar no supone un problema y se tienen que esperar 20 minutos a un coche compartido.

 

Los comentarios están cerrados.