El deseo de Apple por los coches de lujo McLaren

Fuente: http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2016/09/21/57e2c242e5fdeadc5a8b4664.html?cid=MOTB22601

La compañía californiana busca la innovacion y tecnología del grupo británico para competir en el mercado del automóvil en el que ya están Google y Tesla.

La operación supondría comprar el grupo McLaren Technology Group, con sede en la localidad de Woking, Inglaterra, y que participa en tres compañías: McLaren Racing, McLaren Automotive y McLaren Applied Technologies. La compañía es propiedad de Ron Dennis, su presidente, del emprendedor Mansour Ojjeh, y de Mumtalakat, el fondo soberano de Bahrein.

El grupo registró una facturación de 265 millones de libras y unas pérdidas de 22,6 millones en 2014. La valoración de la compañía podría oscilar entre los 1.000 y 1.500 millones de libras. McLaren ha asegurado esta tarde que no mantiene conversaciones con la firma californiana.

McLaren Automotive es una de las joyas empresariales británicas. Produce 1.654 coches al año a un precio que puede superar el millón de dólares por unidad. Su facturación asciende a 450 millones de libras. El fuerte incremento de la demanda de estos coches “made in Britain” había permitido anunciar planes de aumentar la producción a 4.000 coches en 2017. El modelo más barato de la marca cuesta unas 130.000 libras (150.000 euros).

Pero más que estos lujosos automóviles, lo que a Apple le interesa de McLaren es su tecnología y capacidad de innovación aplicada al mundo del motor. La firma británica tiene planes de invertir 1.000 millones de libras en los próximos seis años en investigación y desarrollo de nuevos productos, materiales y tecnología para sus coches. Y ésta es la parte que realmente busca la compañía de la manzana.

McLaren es conocida por su capacidad de innovación, en campos que van desde la ingeniería aplicada a la industria del motor, hasta el desarrollo de software para automóviles, pasando por el conocimiento de los últimos materiales como la fibra de carbón y el aluminio.

La adquisición o alianza estratégica permitirían a Apple entrar de lleno en el sector del automóvil, de la misma forma que ya lo han hecho sus dos grandes rivales californianos, Google y Tesla. El buscador ya tiene sus propios prototipos de coches autónomos circulando por San Francisco, y Tesla apuesta por coches eléctricos semi autónomos.

Además, Uber, la empresa que permite contratar taxis desde el móvil, también ha lanzado sus primeros coches sin conductor en la localidad de Pittsburgh, en Estados Unidos.

Durante años, Apple ha perseguido la idea de crear un coche eléctrico. En 2015, Tim Cook dio el visto bueno al lanzamiento del proyecto, aunque la contratación de cientos de ingenieros y los posibles prototipos siempre se han mantenido en un gran secreto.

De confirmarse la operación, sería una de las mayores realizadas por la compañía de la manzana en su historia. En 2014 adquirió Beats Electronics, la empresa de auriculares, por 3.000 millones de dólares, y recientemente compró Didi Chuxing, una aplicación china que permite pedir taxis.

Con una capitalización bursátil de 600.000 millones de dólares, una tesorería de 160.000 y un mercado que empieza a estar saturado, Apple necesita crecer, ampliar fronteras y ofrecer tranquilidad a los inversores, que empiezan a estar nerviosos porque la mitad de sus ingresos llegan del Iphone.

La duda que se hace el mercado es qué pasará con el equipo de Fórmula 1, para el que Apple quizás no tenga grandes planes.

 

Los comentarios están cerrados.