El elevado precio de la salida a bolsa de Ferrari

Fuente: http://www.expansion.com/opinion/2015/10/20/56268ee2ca4741ea5e8b464e.html

Fiat Chrysler, sacará a la venta el 10% de sus acciones. Fiat quiere que la joya de su corona tenga un precio de salida alto y así el valor de sus propias acciones aumente.

Ferrari vende solamente unos 7.300 coches al año, sobre todo en Europa y EEUU. Esto incrementa la vanidad de sus clientes, pero en los últimos diez años no ha conseguido el crecimiento anual en volumen de casi dos dígitos que han obtenido BMW y Audi gracias al boom de China.

En el folleto informativo de la opv, Ferrari dice que quiere aumentar lentamente sus ventas a 9.000 coches en 2019. Pero el lugar natural para crecer, China, está actualmente en una fase de ralentización económica y ha adoptado medidas radicales contra el consumo excesivo. En un caso de corrupción muy destacado que constituyó un gran golpe para los dirigentes chinos, un Ferrari negro se estrelló en un choque en las calles de Pekín.

Y aunque Ferrari venda 9.000 coches al año, la próxima fase de crecimiento podría traerle complicaciones. La compañía está exenta de cumplir las reglas de bajo consumo de combustible en EEUU siempre y cuando venda menos de 10.000 coches al año a nivel mundial. Si superara esta cifra podría verse obligada a sacrificar el excelente rendimiento de sus motores de alta potencia.

Una compañía de bajo crecimiento es valiosa si genera grandes beneficios. Pero el problema de Ferrari es que para mantener su superioridad en ingeniería gasta un 20% de sus ingresos anuales en investigación y desarrollo, mientras que la media del sector es de un 5%. Y a esto se le añaden los elevados costes de equipamiento y de publicidad para mantener su imagen, que no son fáciles de controlar.

Aunque sus ingresos en 2014 fueron un 50% mayores que en 2010, su beneficio operativo creció sólo el 32%, señala Max Warburton, de la consultora Sanford C. Bernstein. Y aunque su margen operativo es mayor que los de sus rivales debido al elevado precio de sus coches, está estancado entre el 14% y el 16% desde 2010, incluido el primer semestre de 2015.

Para una compañía cuyos beneficios es probable que no aumenten rápidamente, el precio de salida de su acción es caro, a un PER de 36 con respecto a los beneficios del año pasado en el rango medio de la opv. El PER de BMW es de 9,8 y el de Daimler de 11,2, y los de compañías de artículos de lujo que consumen menos capital como Kering (propietaria de Gucci) y Swatch son de 18 y 14, respectivamente.

Al igual que sus coches, el hecho de que solamente vaya a salir a bolsa el 10% de Ferrari podría hacer que la demanda de acciones supere considerablemente a la oferta y que su precio suba a corto plazo. Pero la velocidad a la que están acostumbrados los propietarios de los bólidos de Ferrari eludirá a los inversores.

Lea el artículo original publicado en The Wall Street Journal Ferrari IPO: Why This Engine Runs Too Rich

Más información en www.europe.wsj.com

©2015 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

Los comentarios están cerrados.