El apetito de Wall Street del análisis de opiniones para la predicción en el empleo de Twitter

Fuente: http://www.expansion.com/mercados/2015/07/13/55a2ab7546163f7c088b4579.html?intcmp=NOT003&s_kw=asi_se_usa_twitter_para_conocer_el_sentimiento_bursatil

Hay muchas personas que son escépticas ante la idea de usar Twitter como guía para inversión, y algunas señalan que una prueba de ello es el hundimiento de Derwent Capital Markets, una firma de inversión que hizo apuestas bursátiles basadas en el análisis de Twitter y cerró después de tan sólo un mes de trading en 2012.

Pero, por ejemplo, Franklin Templeton intenta mejorar con ellas su proceso de toma de decisiones y ha patrocinado dos conferencias en las que gestoras de fondos se reunieron con compañías de análisis de opiniones.

ISentium y otras start-ups de “análisis de opiniones” -como TheySay, PsychSignal, Guidewave Consulting y Tashtego- intentan satisfacer el deseo creciente de Wall Street de aprovechar la enorme cantidad de datos que circulan por el mundo para hacer predicciones sobre cómo evolucionarán las acciones y otros valores financieros. La capacidad para analizar estos datos y mensajes con el fin de detectar tendencias constituye una nueva frontera.

El sistema de iSentium divide las frases en sus componentes clave y analiza adjetivos y palabras asociados a los temas mencionados en los tweets, así como su posición en las frases, entre otros factores. También identifica situaciones en las que una persona puede expresar tanto una opinión negativa como una positiva.

Cada día, iSentium, una compañía tecnológica poco conocida de Florida, analiza un millón de tweets de traders, inversores y analistas bursátiles para saber si la opinión general sobre una acción concreta es buena o mala. Tras realizar el análisis, asigna una puntuación de +1 o -1 a cada acción. Diez bancos, hedge-funds y traders con gran volumen de negociación han contratado el servicio diario a un coste de 15.000 dólares al mes por acción.

l sistema de iSentium divide las frases en sus componentes clave y analiza adjetivos y palabras asociados a los temas mencionados en los tweets, así como su posición en las frases, entre otros factores. También identifica situaciones en las que una persona puede expresar tanto una opinión negativa como una positiva.

El sistema de la compañía británica TheySay examina no sólo el significado de las palabras, sino también las relaciones entre ellas: “Las palabras aisladas pueden expresar una opinión positiva o negativa, pero si se combinan a menudo pueden tener un significado distinto”, dice su co-fundador Stephen Pulman.

PsychSignal ha creado un sistema que detecta 12 sentimientos, como enfado, tristeza y amor. Asigna dos puntuaciones a cada acción -positiva o negativa- y tiene previsto introducir más en los próximos meses. También utiliza información de chats privados frecuentados por traders.

Tashtego es una gestora de activos de Boston que tiene previsto lanzar un fondo basado en estas opiniones este año.

Twitter también vende datos directamente a una serie de empresas, como hedge funds y bancos. Algunas analizan ellas mismas los tweets. Twitter ha firmado un acuerdo con IBM por el que le ha concedido acceso a todos los tweets que se envían cada día. IBM señala que además de ayudarle a predecir los movimientos en los mercados, tiene el objetivo de que los datos ayuden a grandes bancos y distribuidores a crear mejores productos y servicios para sus clientes.

Los comentarios están cerrados.