El PIB se acelera entre abril y junio y crece el 1 %

El Banco de España ha avanzado que la economía se aceleró y creció el 1 % en el segundo trimestre del año, lo que supondría una décima más del alza que registró en el trimestre anterior, gracias al impulso de la demanda nacional.

Según el último boletín mensual del Banco de España el PIB habría acelerado su crecimiento acompañado de una “rápida” creación de empleo y de una mejoría de las condiciones de financiación.

No obstante, el Instituto Nacional de Estadística avanzará el dato de crecimiento del PIB trimestral el próximo 30 de julio.

El Banco de España también ha mejorado en tres décimas su previsión de crecimiento de la economía española para este año que sitúa en el 3,1 % y mantiene la estimación de alza del 2,7 % para 2016.

El informe asegura que el crecimiento intertrimestral habría seguido sustentándose en la demanda interna y subraya la recuperación “con mayor vigor” del consumo de los hogares y de la inversión en equipo y en vivienda, mientras que el sector exterior habría tenido una contribución “neutral” al avance del PIB.

“Un rasgo destacado es el mantenimiento de un elevado ritmo de creación de empleo, similar al de la expansión del producto, de modo que la productividad aparente del trabajo se habría mantenido estable”, dice el Banco de España.

Asimismo, destaca que el descenso de los precios de consumo haya continuado moderándose entre abril y junio al tiempo que valora que el coste de los nuevos préstamos bancarios a sociedades y a hogares también hayan bajado en los últimos meses.

Según la información disponible, el gasto en consumo de los hogares habría crecido el 0,9 % en tasa intertrimestral, dos décimas más que en el trimestre anterior por lo que la proyección para cierre de 2015 es que la demanda nacional contribuya 3,1 puntos al crecimiento del PIB.

En este sentido, el organismo supervisor eleva una décima su última estimación, al igual que la contribución del consumo privado que sitúa en un crecimiento del 3,4 % frente al 3,3 % previsto hace unos meses.

En cuanto al consumo público, el Banco de España cree que crecerá el 0,1 % en 2015 mientras que anteriormente auguraba una caída del 0,4 %.

En el nuevo cuadro macroeconómico que hoy publica, las exportaciones crecerán el 5,1 % este año y el 5,7 % el que viene, y las importaciones lo harán el 5,3 % y el 5,9 % en 2016. Ambas previsiones por debajo de lo pronosticado inicialmente.

Las proyecciones actuales contemplan que el consumo de los hogares crezca un 3,4 % en 2015, impulsado principalmente por la notable mejoría de las condiciones del mercado de trabajo y, de manera más transitoria, por el efecto positivo sobre el crecimiento de su renta disponible de la reducción del precio del crudo y la rebaja de la imposición directa.

Se espera que la gradual pérdida de impulso de estos últimos elementos a lo largo del horizonte de proyección dé lugar a una moderación del dinamismo del consumo privado, de modo que su tasa de variación media anual se desaceleraría hasta el 2,3 % en 2016

Los comentarios están cerrados.