Casi la mitad de españoles estará en riesgo de pobreza después de superar la crisis

El informe, realizado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, se presenta como una contrarréplica al debate de la nación del Parlamento y analiza los efectos en las personas y las dinámicas sociales de las políticas aplicadas para salir de la crisis.

“La inestabilidad en el empleo y los bajos salarios harán que casi la mitad de la población viva en situación precaria”, pronostica el estudio, que recuerda que la mitad de los trabajadores -8 millones- cobran menos de mil euros al mes, que uno de cada tres hogares tienen dificultades para terminarlo y que la mitad de las familias tienen algún tipo de deuda financiera.

El informe comienza con la carta que una mujer valenciana envió a un periódico en la que manifiesta que pasa hambre y que sobrevive gracias a su familia y a sus amigos y que dirige a los políticos, a los que pide que asuman las responsabilidades de sus políticas sociales.

Se trata de uno de los rostros de las cifras oficiales: 14 millones de personas viven en situación técnica de pobreza y de ellos 6 millones en pobreza extrema, 40.000 familias fueron desalojadas de su vivienda por impago de hipoteca o de la renta en el último año y en 731.000 hogares no entra ningún ingreso.

El informe dibuja una nueva estructura social consecuencia del elevado desempleo, la precariedad laboral, bajos salarios y los recortes en la protección social -4.970 millones de euros en 3 años-.

“En el actual modelo de sociedad es inevitable la existencia de un importante sector instalado en la pobreza”, concluye el informe, que lamenta que “las extremas desigualdades que se han alcanzado en España no sólo se van a mantener, sino que se incrementarán, de tal manera que subir en la escala social va a ser cada vez menos frecuente”.

Los comentarios están cerrados.