El coste laboral de las empresas por trabajador y mes sigue cayendo

Fuente: canalsur.es

El coste laboral de las empresas por trabajador y mes alcanzó los 2.638,8 euros en el cuarto trimestre del pasado año, lo que supone una caída del 0,5 % respecto al mismo periodo de 2013, un descenso que se suma al experimentado también en los tres trimestres anteriores.

Según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de dicho gasto, el coste salarial (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos) se situó en 1.991,84 euros por trabajador y mes, un 0,2 % inferior al año anterior.

El coste salarial es el componente que más influye en el coste total en que incurre un empleador por trabajador y mes.

El INE destaca que, si se excluyen del coste salarial los factores más variables (pagas extra y atrasos, que disminuyeron el 1,3 %), el salario ordinario habría aumentado el 0,1 %.

En cuanto a los otros costes no salariales, el descenso fue del 1,5 % (646,96 euros), debido a que las percepciones no salariales se recortaron el 18,3 % (77,87 euros), por las menores indemnizaciones por despido o por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo o selección de personal.

Este descenso de las percepciones no salariales compensaron el aumento del 1,8 % que experimentaron las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (584,52 euros), así como el alza del 18,3 % de las subvenciones y bonificaciones (15,42 euros).

El coste laboral por hora bajó el 1,2 %, un descenso superior al del coste por trabajador, que se debió a un aumento del número de horas efectivas de trabajo.

Si se elimina este efecto y el de calendario, el descenso calculado del coste por hora fue del 0,2 %.

Por sectores, la industria con 3.202,56 euros fue el sector que registró un aumento de los costes laborales (del 1,4 %), en tanto que la construcción (2.849,36 euros) y los servicios (con 2.518,01 euros) contabilizaron una caída del 0,2 % y 0,9 %, respectivamente.

En concreto, el sector industrial destaca el crecimiento de los salarios ordinarios y otros costes, en especial, de las indemnizaciones por despido y otras prestaciones sociales directas.

Por su parte, la construcción registra un mayor aumento del componente salarial y la mayor disminución de los otros costes, debido a la caída de las indemnizaciones por despido y otras prestaciones sociales directas.

Por actividades, los mayores incrementos del coste laboral se dieron en el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (2,8 %), la Administración Pública y defensa; Seguridad Social Obligatoria (1,7 %) y la industria manufacturera (1,7 %).

Por el contrario, los mayores descensos se contabilizaron en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (3 %), las industrias extractivas (2,4 %) y las actividades financieras y de seguros (2 %).

Por comunidades autónomas, el coste laboral en el País Vasco y Madrid superó en más de 400 euros a la media nacional, y en Extremadura y Canarias dicho coste fue inferior a la media en la misma cantidad.

Atendiendo al crecimiento interanual del coste, Cantabria, Baleares y Navarra presentaron las tasas de crecimiento más elevadas, mientras que Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana contabilizaron los mayores descensos.

Durante el cuarto trimestre de 2014 la jornada semanal media pactada fue de 34,3 horas (considerando conjuntamente el tiempo completo y el parcial), de las que se perdieron unas 4,6 horas de media semanales, la mayoría por días de fiesta.

Si se añaden las horas extra y se restan las perdidas, la jornada semanal se reduce a 29,8 horas efectivas de trabajo.

La diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial fue de 5,43 euros por hora (16,11 euros/hora para el completo y 10,68 euros/hora para el parcial).

En cuanto al tiempo de trabajo, los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplicaron las horas de trabajo efectivo frente a los que contaban con jornada parcial (33,6 horas semanales frente a 17,7).

Los comentarios están cerrados.