El único mercado de futuros de aceite de oliva se adapta a la nueva normativa

El 2014 ha sido un año anómalo, “muy intenso” y “duro”, según ha explicado Manuel León en una entrevista a Efe, pero también “esperanzador”, porque están a la espera de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) les autorice a funcionar como Sistema Multilateral de Negociación (SMN) a partir de septiembre.

Es en este mes cuando el Mercado (MFAO) cesará sus operaciones como mercado secundario oficial tal y como se aprobó en la Junta General celebrada en septiembre de 2013 para adaptarse al Reglamento (UE) Nº 648/2012, relativo a los derivados extrabursátiles, las entidades de contrapartida central y los registros de operaciones.

Esta normativa comunitaria tiene su origen en la crisis financiera e impone a las entidades una serie de requisitos de capital, organizativos y prudenciales que sobrepasan, en mucho, las posibilidades y necesidades del MFAO.

Tras valorar las alternativas y para garantizar la continuidad del Mercado, el Consejo de Administración aprobaba iniciar los trámites para su configuración como Sistema Multilateral de Negociación.

Es la modificación más importante que ha afectado al MFAO y que además ha hecho que se reduzca el número de contratos en lo que va de año al reducirse, en el periodo de transición, también el número de meses de negociación a futuros, “no es lo mismo tener siete escaparates que dos” aseguraba León. Pero no la única.

En el mes de junio el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba que la CNMV imponía multas por un importe total de 70.000 euros a la Sociedad Rectora del MFAO y al que fuera su director general, José Luis Alonso, por cometer infracciones graves, entre ellas la manipulación de mercado entre febrero de 2009 y octubre de 2010.

León ha asegurado que cuando se dio cuenta lanzó la voz de alarma y se trasladaron a Madrid para tratarlo con la CNMV. Además se emprendió una investigación interna y se despidió al director, y lo que podía haber sido una “sanción muy dura se quedó en testimonial”.

Tras un periodo “difícil y complicado”, en el que ha habido dos años de pérdidas, 2011 y 2012, en 2013 el MFAO ha vuelto a dar beneficios, aunque no es éste el objetivo de la sociedad sino servir de instrumento al sector para que haya transparencia en la negociación de precios.

“Me pidieron dedicación exclusiva, que fuera los ojos y los oídos del Consejo” ha destacado León, quien ha insistido en que “querían una gestión limpia y honrada del mercado y se consiguió”.

El MFAO negocia solo entre el 10 o el 15 por ciento del aceite total, pero son referentes de precios a nivel mundial y tienen clientes en su mayoría españoles e italianos pero también de otros países europeos, Estados Unidos y China.

Los comentarios están cerrados.