El Corte Inglés logró un beneficio de 171,5 millones de euros, un 18,3 % menos que el año anterior

El año pasado, “el más crítico económicamente hablando” de la crisis, según lo definen desde la compañía, el agravamiento de la recesión económica y el incremento del paro lastraron el consumo privado, un indicador que en España ha caído de forma ininterrumpida desde 2008 y que en 2012 acusó además las subidas del IVA y del IRPF, y la falta de confianza en la mejora de la situación económica.

La crisis de consumo ha sido asimismo más acusada en los productos no alimentarios, segmento que representa el grueso de la actividad del grupo que preside Isidoro Álvarez.

En este contexto desfavorable, El Corte Inglés alcanzó una cifra de negocio de 14.552 millones, un 7,7 % menos, un volumen que le sitúa como líder entre los mayores almacenes europeos y en cuarto lugar si se compara con los de EEUU.

Además, el grupo da empleo a 99.678 trabajadores, prácticamente el mismo número de personas que en el ejercicio anterior.

El beneficio de explotación neto (Ebit) ascendió a 336,4 millones, lo que representa un incremento del 2,5 %, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 735 millones, un 11 % menos.

El grupo mantuvo una afluencia a sus centros superior a los 600 millones de visitas, el número de usuarios de sus tarjetas fue de 10,5 millones y su cuota en comercio electrónico, con más de 137 millones de visitas, aumentó el 11,6 %.

En 2012, El Corte Inglés invirtió 570 millones, la mayor parte en nuevos centros comerciales, con lo que la cifra invertida entre 2007 y el año pasado ascendió a 7.040 millones.

Así, inauguró nuevos centros en Córdoba (centro Corte Inglés con Hipercor), Badajoz (Hipercor y Outlet) y Zaragoza (Corte Inglés e Hipercor en el centro comercial Puerto Venecia) y realizó reformas en sus tiendas madrileñas de Paseo de la Castellana y Goya y en Bahía Sur (Cádiz).

La compañía que dirige Álvarez cuenta con unos 31.000 proveedores, de los que el 77 % son empresas españolas (alrededor de 24.000), con los que el año pasado tuvo una actividad comercial de casi 12.000 millones.

En conjunto, el gigante de la distribución realizó una aportación a la actividad económica de España (inversiones, compras a proveedores, salarios, etc) de 15.600 millones, entre los que se incluyen casi 1.130 millones en impuestos pagados a las distintas instituciones y administraciones del Estado.

Según el desglose de resultados por áreas de negocio, la división de Grandes Almacenes, el núcleo de la actividad de la compañía, registró una facturación de 8.541,7 millones, un 7,3 % inferior a la de 2011, y un resultado de 264,5 millones, el 11,2 % menos.

Hipercor acusó más la crisis por la estrategia de reducción de márgenes comerciales y de precios al cliente, y su cifra de negocio descendió el 11,7 %, hasta 1.866 millones, mientras que el resultado neto fue de 4,5 millones, un 87 % menos.

A pesar de la disminución del turismo interno, Viajes El Corte Inglés facturó 2.238,7 millones, con una caída en línea con el conjunto de la facturación, y consiguió un beneficio de 41,3 millones, un 23,3 % menos que en 2011.

Estas tres líneas de negocio representan el 87 % de la actividad total del grupo.

La insignia de moda juvenil Sfera ha continuado con su plan de expansión y ha abierto nuevas tiendas en México, y pronto lo hará en algunos países árabes.

Sfera registró un aumento de ventas del 9,4 %, hasta superar los 135 millones, y quintuplicó su beneficio, al pasar de 1,9 a 10 millones.

La marca de bricolaje y decoración BriCor ha sufrido la crisis en el sector de la construcción y las ventas han caído el 22,6 %, hasta 80 millones, aunque ha mejorado su resultado negativo un 18 %, (15,5 millones).

En 2012 el grupo comenzó a abrir espacios BriCor en sus grandes almacenes e Hipercor, estrategia que ha continuado a lo largo de este año y a julio pasado contaba con 14 centros BriCor urbanos.

Mientras, àptica 2000 facturó un 2,7 % menos (77 millones) y ganó 4,6 millones, un 11 % menos.

Las divisiones financiera y de seguros mostraron evoluciones positivas gracias a la ampliación de la red comercial y la oferta de nuevos productos, con incrementos en la facturación del 9,4 % y del 7,4 %, respectivamente.

La primera logró un beneficio de 42,6 millones, el 44 % más, mientras que la segunda ganó 37,5 millones de euros, un 7,3 % más.

Los comentarios están cerrados.