Nanopartículas contra el envejecimiento

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han logrado por primera vez liberar selectivamente sustancias de uso terapéutico en células humanas envejecidas gracias al desarrollo de un nanodispositivo inteligente que sienta las bases del desarrollo futuro de nuevas terapias para enfermedades que implican desde degeneración tisular o celular (cáncer, Alzheimer o Parkinson) hasta patologías de envejecimiento acelerado (progerias).

El trabajo que ha sido publicado en la revista Angewandte Chemie demuestra que se puede desarrollar una terapia selectiva eliminando las células senescentes que se van acumulando con la edad en órganos y tejidos alterando su correcto funcionamiento, de manera que se ralentizaría la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento.

El nanodispositivo en cuestión consiste en nanopartículas mesoporosas que contienen en la superficie externa un galactooligosacárido que impide la salida de la carga y que se abre de forma selectiva en células en fase degenerativa o células senescentes. Su utilidad ha sido evaluada por los investigadores en cultivos celulares primarios derivados de pacientes con el síndrome de envejecimiento acelerado Disqueratosis Congénita, los cuales presentan un alto porcentaje de senescencia caracterizada por elevados niveles de actividad de betagalactosidasa -enzima característica del estado senescente. Como las células envejecidas sobreexpresan esta enzima, las nanopartículas han sido diseñadas para abrirse ante su presencia y así la liberación controlada de su contenido puede eliminar las células senescentes, prevenir su deterioro o incluso reactivarlas para su rejuvenecimiento.

Los comentarios están cerrados.