La gasolina y el gasóleo vuelven a subir

En concreto, el precio del litro de gasolina se ha situado en  1,475 euros, tras repuntar un 0,95%, mientras que el de gasóleo ha  marcado los 1,415 euros, tras subir un 0,28%, según datos del Boletín  Petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos por Europa Press.

De esta manera, los precios de ambos combustibles rompen la serie  de tres semanas a la baja que habían encadenado y que les había  permitido alejarse de los máximos históricos de finales de agosto.

El relajamiento del precio de la gasolina y del gasóleo durante el  mes de septiembre había mitigado en parte el encarecimiento de este  producto en los últimos meses. Además, les había permitido alejarse  de los récord históricos marcados a finales de agosto de 1,522 euros  y 1,444 euros, respectivamente.

Aún así, con respecto al mes de enero, la gasolina ha registrado  un encarecimiento del 8,6%, mientras que el gasóleo, combustible  consumido por cerca del 80% del parque de automoción español, es un  5,9% más caro.

Un 12% más caro que hace un año
Con respecto a hace un año, el precio de la gasolina y del gasóleo  es más de un 12% más caro en ambos casos. Así, el llenado de un  depósito medio de 55 litros de gasolina cuesta en la actualidad 81,12  euros, más de nueve euros que en la primera semana de octubre de  2011.

En el caso del llenado de un vehículo diésel de 55 litros de  depósito, deben destinarse 77,82 euros, casi 8,5 euros más que en las  mismas fechas del año pasado.

Este incremento en ambos combustibles coincide con el repunte  experimentado la pasada semana por el precio del crudo. Actualmente,  el precio del barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza  a 108,77 dólares y el precio del Texas ‘sweet light’ americano a  88,42 dólares, en ambos casos por debajo de sus precios de hace una  semana.

Los precios de los carburantes siguen costando en España menos que  en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,662  euros de media, sí como a 1,677 euros en el caso de la zona euro,  mientras que el gasóleo cuesta 1,515 euros en la UE de 27 y 1,49  euros en la zona euro.

Las bajadas de precios de los carburantes en septiembre se produjo  a pesar de la subida del IVA y después de que el Gobierno se reuniese  con las principales petroleras del país para analizar las escaladas  de precios de agosto y buscar soluciones para mejorar la  competitividad del sector.

Los comentarios están cerrados.