La marca de la Sagrada Familia vale más que la torre de Londres o El Prado de Madrid

La marca de la Sagrada Familia vale más que la torre de Londres o El Prado de Madrid. Estimada en 90.366 millones de euros por la Cámara de Comercio de Monza y Brianza (Italia), la basílica de Antoni Gaudí se clasifica justo por debajo del Coliseo de Roma. Según este mismo estudio, la Torre Eiffel se posiciona en lo más alto de los monumentos europeos con un valor de 434.660 millones de euros. La valoración del estudio no se aplica a los bienes materiales, sino que analiza su imagen, marca y visibilidad.

Este “valor de reputación” de los monumentos se calculó en base a 10 parámetros de su vitalidad económica, socio-cultural y empresarial. Además, se tuvo en cuenta el valor económico del solar, el flujo de visitantes, el valor de las exportaciones y la accesibilidad. Así pues, el nuevo plan de reorganización de los autocares, que entró en vigor el pasado mes de junio y que aleja del templo los buses turísticos, no ha dañado su clasificación porque esta se realizó antes de que el Ayuntamiento de Barcelona tomara esa decisión. Está por ver si esta, que provocó las quejas del sector turístico, perjudicará al monumento barcelonés en el próximo estudio.

Las inacabables obras nunca han desalentado a los turistas. El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia lleva años siendo el monumento más visitado de Barcelona. En España ocupa el segundo puesto detrás de la Alhambra de Granada, que no aparece en el estudio italiano. La visita papal del 7 de noviembre de 2010, que consagró el Templo y lo declaró Basílica menor, significó una importante promoción internacional para el monumento. Al año siguiente, la obra inacabada de Gaudí acogió a casi un millón más de vistantes. En total, 3,2 millones de personas contemplaron este exponente del modernismo.

Empezada en 1882, la Sagrada Familia no está aún terminada, por lo cual sus fachadas se ven decoradas por las grúas. A pesar de ello, la obra de Gaudí fue incluida en el Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2005 y figura como uno de los 12 Tesoros de España desde 2007.

Los responsables del estudio, en el que los únicos monumentos españoles que aparecen son la basílica de la Sagrada Familia (Barcelona), cuya valoración de 90.366 millones de euros dobla la deuda de la Generalitat (42.000 millones), y el Museo del Prado (Madrid), otorgan un valor de cerca de 91.000 millones de euros al Coliseo de Roma, casi cinco veces menos que la Torre Eiffel.

Otro de los monumentos internacionales evaluados en el estudio es la Torre de Londres, con un valor de 70.552 millones de euros, aunque los responsables del estudio precisan que se trata de una valoración previa a la cita olímpica 2012 en la capital británica, mientras que el valor atribuido al monumento megalítico de Stonehenge, en el condado inglés de condado de Wiltshire, es de 10.538 millones.

En Italia, además del Coliseo de Roma, se valora el Duomo de Milán, con 82.000 millones de euros, y el teatro lírico milanés de La Scala, con 27.800 millones.

El estudio destaca cómo la Sagrada Familia supera en “valor de reputación” al Duomo de Milán, mientras que la Torre Eiffel por sí sola vale una 1,5 veces la “marca Milán”, que se construye a partir del sector de la Moda, La Scala, el estadio San Siro -en el que disputan sus encuentros el Inter y el Milan- el Duomo y el panettone.

Para elaborar estas valoraciones la Cámara de Comercio de Monza y Brianza se ha basado en datos del Instituto Nacional de Estadística italiano (Istat), el Eurostat, datos del Registro de Empresas y el Anholt Brand Index, entre otros. El valor de la marca ha sido calculado sobre la base de 10 parámetros de vivacidad económica, socio-cultural y empresarial.

Los comentarios están cerrados.