Estados Unidos ha aplazado de forma indefinida la votación de sus leyes antipiratería SOPA y PIPA.

Compañías online y usuarios de Internet han demostrado que el dicho de “la unión hace la fuerza” es algo más que una coletilla popular. Y es que tras la jornada de apagones de servicios, la recogida de firmas en contra del cambio de legislación el sonadísimo cierre de la página de alojamiento de archivos Megaupload y las represalias del grupo de hacktivistas Anonymous, Estados Unidos ha decidido echar el freno de mano en sus pretensiones antipiratería.

Esto ha sido así aplazando indefinidamente los proyectos SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect Intellectual Property Act), hasta que se consiga un acuerdo mayor entre todas las partes implicadas. De hecho, han sido los propios promotores de ambas leyes, el congresista republicano Lamar Smith y el senador demócrata Harry Reid, quienes han anunciado la retirada de las votaciones, una de ellas programada para mañana mismo.

“He tomado nota de las críticas y me tomo muy en serio las preocupaciones respecto a la legislación propuesta para resolver el problema de la piratería online”, ha comentado Smith. “Está claro que tenemos que revisar el enfoque y ver cuál es la mejor manera de abordar el problema de los ladrones extranjeros que roban y venden invenciones y productos americanos”.

Esto no significa que no se vayan a tomar medidas para neutralizar la piratería, sino que se hará más adelante y que los opositores a SOPA y PIPA tendrán más tiempo para negociar y hacer valer sus opiniones, quizás apostando por alternativas como el OPEN Act o introduciendo a expertos en Internet en la redacción de un nuevo texto.

“Debemos tomar medidas para poner fin a estas prácticas ilegales”, ha recalcado Reid en su comunicado. “Vivimos en un país donde la gente espera obtener una compensación justa y legítima por su trabajo, independientemente de si esa persona es un minero en el desierto de Nevada, una banda de música independiente en Nueva York, o un trabajador de los estudios de cine californianos”.

Los comentarios están cerrados.