Metales preciosos: platino, paladio y rodio

“Ya en 2009 los metales del grupo del platino (PGM – platinum group metals) superaron con amplia ventaja al oro en la carrera de las revalorizaciones. El avance del 30% del metal dorado en 2009 dista de ser una proeza si se lo compara con las subidas del 67% y el 135% del platino y del paladio, respectivamente”, explica Mónica Coronatti, de Sala de Inversión América.

¿El motivo? Mientras que el oro se utiliza en joyería y como valor refugio en tiempos de crisis, el platino y el paladio cuentan también con un uso industrial, al utilizarse en los catalizadores de los coches para el control de las emisiones, sensores, componentes electrónicos, en la industria médica y farmacéutica, y en la producción de cristal. “Esta múltiple función adquiere una relevancia especial en épocas de crecimiento económico con fuertes repuntes en las ventas de automóviles y manufacturas”, explica Coronatti.

Grant Sporre, analista de materias primas en Deutsche Bank lo resume en una sola frase: “Estos metales ofrecen lo mejor de dos mundos, pues detentan una combinación única de apalancamiento ante la recuperación económica global a través de la recuperación del sector automovilístico y, además, de cobertura ante la subida de la inflación por sus atributos defensivos como metales preciosos”.

Así, Morgan Stanley apunta en su último informe sectorial: “mantenemos una previsión positiva sobre los PGMs, en particular el platino, ante la fuerte demanda para catalizadores, un mercado de joyería resistente, mayor interés de la comunidad inversora y las limitaciones en su producción”.

Cómo invertir en estos metales

Es precisamente este punto que cita Morgan Stanley, el del mayor interés por parte de la comunidad inversora, una de las claves para entender la revalorización de estos metales porque -para responder a esta demanda- se han creado nuevos fondos cotizados (ETCs) en platino y paladio en EEUU, lo que crea un mercado nuevo e impulsa el precio de los subyacentes.

“Los nuevos ETC’s están facilitando las inversiones en estos dos metales porque son la forma más barata de invertir y resultan más cómodos que poseer el metal físico”, afirma Tom Pawlicki, analista de materias primas de MF Global. “De hecho, añade, los ETC’s de platino pueden llegar a crear escasez y causar un déficit del metal impulsando los precios”. También defiende esta idea Bruno del Alma, presidente de Global X Management, otra gestora de ETF’s: “la demanda que generan los ETC’s de platino y paladio tendrá un impacto importante en el precio al ser mercados más pequeños donde la entrada de flujos de capital importantes crea el riesgo de burbujas, especialmente si se trata de nuevos inversores que no conocen muy bien el mercado pero entran fuerte”.

Según la firma ETF Securities, estos productos han acumulado ya inversiones por 588 millones de dólares desde su lanzamiento a primeros de año, a un ritmo medio de 55.000 onzas semanales.

No obstante, apunta Coronatti “otra fórmula que permite a los inversores aprovecharse de la subida de estos metales preciosos es comprar un fondo de inversión tradicional que invierta en compañías mineras que extraen estos metales, o un ETF de compañías mineras, que aportan valor agregado gracias a su gestión o estrategia”.

Previsiones para 2010

La firma alemana Deutsche Bank tiene un precio objetivo a cierre de 2010 para el platino de 1.650 dólares, de 444 dólares para el paladio y de 2.725 dólares para el rodio. Las perspectivas a 2011 son de 1.750, 525 y 3.200 dólares, respectivamente (ver cuadro adjunto). Estas son las claves para cada uno de ellos:

En lo que respecta al platino, ha habido sorpresas positivas por una mayor demanda desde la joyería china y global para inversión, si bien “las previsiones de la industria automovilística no alcanzaron nuestras previsiones”. Por parte de la oferta, DB señala unos niveles de reciclado en 2009 inferiores a los estimados y la previsión de un repunte muy leve en la producción minera africana en 2010.

Sobre el paladio, los expertos de Deutsche Bank prevén un mercado más equilibrado en 2010-2011 porque aumentará la demanda desde la industria automovilística por sustitución con el platino, pero que se compensará con la menor demanda desde la industria de la joyería.

Por último, en lo que respecta al rodio, la entidad también estima un repunte de la demanda por parte de la industria del automóvil en 2010 y 2011, como en los otros dos metales, pero señala que no existe un mercado de ETCs para él y que su mercado es físico y menos activo que el de los otros PGMs (el 85%-90% de su demanda proviene de las empresas automovilísticas) lo que podría presionar al alza su precio a corto plazo. El fuerte superávit en 2009 se mantendrá en 2010 y 2011, lo que “evitará apreciaciones a medio plazo”.

Los comentarios están cerrados.